TLC en Colombia: un análisis a las ventajas y desventajas de nuevos Tratados de Libre Comercio

Cloud

Colombia podría firmar pronto un TLC con China, que se sumaría al existente con Estados Unidos, al que llegará con la UE y a los que ya hay con la mayoría de economías latinas. ¿Pero qué supone esto?

¿Qué es un Tratado de Libre Comercio?

Vamos a comenzar comprendiendo el concepto. Un tratado de libre comercio (TLC) es un acuerdo comercial que firman dos o más países para acordar la concesión de preferencias arancelarias mutuas y la reducción de barreras no arancelarias al comercio de bienes y servicios. Es decir, estos acuerdos simplifican la entrada y salida de productos de un país a otro, evitando las restricciones que normalmente existen.

tlc acuerdo tratado de libre comercioPara muchas empresas es un gran beneficio puesto que tienen nuevos mercados a los que vender sus productos. Pero, tampoco hay que olvidar que a muchos pequeños vendedores les llega más competencia de fuera, a veces a precios más baratos, y eso les perjudica. Ahora que Colombia está pensando en firmar un acuerdo de Libre Comercio con China y otro con la Unión Europea del que llevan años hablando, y que ya tiene uno, largamente discutido con Estados Unidos, aprovechamos para analizar bien qué supondría esto para los colombianos.

Hemos nombrado estos por ser los mmás polémicos, pero además, desde hace más de 30 años nuestro país tiene vigente un tratado de liberalización comercial con los otros cuatro países de la Comunidad Andina (Bolivia, Ecuador, Perú y Venezuela) y, recientemente profundizó sus relaciones con los países miembros del MERCOSUR (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay). Además, desde hace once años tiene suscrito un acuerdo de libre comercio con Chile y otro con México y Venezuela, en el marco de la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI). Hace apenas unos días, el Congreso colombiano aprobaba el Tratado de Libre Comercio con Costa Rica.

¿Por qué convienen los tratados de libre comercio?

Estos acuerdos comerciales internacionales, aportan a un país, como en este caso Colombia, la ventaja de que sus empresarios puedan vender sus productos y servicios en el exterior en mejores condiciones, sin pagar impuestos (aranceles) y sin estar sometidos a otro tipo de barreras, algo que sí hay que costear en caso de no haber estos tratados.

tlc estados unidos colombiaEsto ayuda a la economía nacional de un país a crecer ya que tiene un mercado de consumidores mucho más amplio que cuando se limita a sus empresarios a vender en el mercado nacional.

Por tanto el libre comercio es considerado positivo, porque la falta de barreras comerciales hace fácil la exportación y relativamente barata. De este modo, un país puede centrar sus recursos de manera más eficiente y lograr un mayor ingreso real. A pesar de los beneficios globales del libre comercio para la economía de un país, puede haber algunos inconvenientes importantes para el establecimiento de acuerdos de libre comercio.

No hay que olvidar, como veremos a continuación, que estos Tratados de Libre Comercio también implican que las empresas extranjeras puedan entrar en nuestro mercado con todos sus productos, incrementando así la competencia en el mercado, lo que perjudica a pequeños fabricantes y comerciantes a baja escala.

Otro punto positivo es que hay Tratados de Libre Comercio que obligan al país socio a dar mejores condiciones laborales a sus trabajadores, en muchas ocasiones explotados.

Desventajas de los TLC

En 2013, en un debato que hubo sobre este tema y realizado en México, el director de la División de Comercio Internacional e Integración de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Osvaldo Rosales, y el economista senior de la Conferencia de las Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (Unctad, por sus siglas en inglés), Alex Izurieta concluían que los acuerdos entre naciones con distintos niveles de desarrollo económico, es decir, entre países con una economía desarrollada y países emergentes no son tan equitativos como los convenios multilaterales que sí tratan de equilibrar el papel de las economías.

tlc-colombia exportaLas economías emergentes son las que salen perdiendo, de acuerdo con los expertos que afirmaban que un problema que existe es que los tratados de comercio entre países desarrollados y emergentes deberían no se están realizando con base en las diferencias que existen.

Por otro lado, la eliminación de las barreras comerciales internacionales puede abrir, dentro de algunas industrias nacionales, una competencia muy complicada de sostener. Algunos mercados internacionales no están en el mismo nivel que la industria nacional y son capaces de producir una forma determinada de producto más barato que en muchos países latinos, siendo el caso de China uno muy destacado cuando hablamos de costes laborales. Como tal, esta mercancía excedente inunda el mercado local a precios mucho más baratos y, esencialmente, pasa a dominar esa industria.

Es decir, que en la práctica los TLC son más convenientes para grandes empresas que para empresarios con pocos recursos. Otro tema que critican los expertos es que la competencia fuerte pude llevar a las prácticas del ‘todo vale’, en temas como la contaminación con tal de ser competitivos con otros países, mas en países emergentes que hacen poco caso al medio ambiente.

Un ejemplo práctico va relacionado con los campesinos de Colombia que sufren el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y que han llevado a cabo una gran cantidad de paros desde que este se firmara, para mostrarse en contra. En los últimos seis años las importaciones de leche se han más que triplicado, pasando de 9.727 toneladas en 2006 a 33.728 el año pasado, según cifras de la Dirección Nacional de Estadísticas, DANE.

El libre comercio también puede aumentar la inestabilidad económica interna, ya que los mercados locales se vuelven dependientes de las importaciones mundiales. De ese modo, si el país que es socio comercial tiene problemas financieros, esto puede afectar mucho al otro país.

Debate por el Tratado de Libre Comercio de China

El presidente chino Li Keqiang estuvo de gira en varios países de América Latina, entre ellos Colombia, donde volvió a hablar, con su homónimo en el país, Juan Manuel Santos, sobre continuar trabajando sobre un Tratado de Lbre Comercio.

Como ya sucedería antes de firmarse un acuerdo de estas características con Estados Unidos, también la posible unión a China supone un gran debate. Una de las voces que más se ha mostrado públicamente reacio a este TLC con el ‘Gigante Asiático’ es el presidente de la Andi, Bruce Mac Master, cuya opinión es que “el país debe atravesar por un debate nacional, ante un eventual inicio de conversaciones entre Colombia y China para suscribir un tratado de libre comercio (TLC)”.

“Hemos venido diciendo que sería de gran preocupación para la industria nacional que nos metiéramos en un proceso de tratado de libre comercio, quisiéramos en todo caso que cualquier debate, que cualquier decisión que se fuera a tomar, fuera el resultado de un debate, de si es conveniente o no y en qué condiciones”, alertó Mac Master.

El directivo es crítico con los TLC en general. Como publicó SiliconWeek, de acuerdo con este, “ni siquiera con los actuales tratados de libre comercio se han visto los resultados, de llegar muchos más consumidores de otros países del mundo. De acuerdo con Mac Master, “lo cierto es que los resultados todavía no se han visto. Entonces yo he venido diciendo que si vamos a pensar en TLC, pensemos en los ya firmados y tratemos verdaderamente de darle provecho a los mismos y luego más bien pensamos en los siguientes TLC”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor