El presidente de Samsung podría haber evadido (muchos) impuestos

ProyectosSector Público

El padre de Jay Y. Lee que salió hace unos días de prisión, podría haber usado cuentas de empleados de confianza de Samsung para evadir pagar impuestos al fisco.

Unos días después de que el heredero y antiguo vicepresidente de Samsung, Jay Y. Lee, saliese de prisión tras cumplir un año de condena por corrupción, en un caso que llevó a la dimisión de la antigua líder de Corea del Sur, se ha acusado a su padre y presidente de la compañía, Lee Kun-hee, de evasión fiscal.

Lee Kun-hee
Lee Kun-hee

Concretamente, la Policía surcoreana ha descubierto que  el directivo utilizó cuentas bancarias a nombres de empleados de la empresa para dejar de pagar al fisco 8.200 millones de won (cifra que supone en dólares 7,5 millones), según ha informado hoy mismo la agencia de noticias Yonhap. Ningún vocero de Samsung ha hecho por el momento declaraciones al respecto.

Cabe recordar que el hombre tiene antecedentes a este respecto. En 2009, Fun-hee ya fue condenado  (aunque después fue indultado) por el mismo delito, después de ser acusado de usar cuentas a nombre de empleados de confianza para evitar el pago de impuestos.

Como ya publicó SiliconWeek, Lee Jae-young es hijo del magnate Lee Kun-hee y dirigió la compañía desde que su padre sufriera un ataque cardíaco en el año 2014. Al heredero de Samsung se le acusó de haber pagado 37 millones de dólares a varias organizaciones relacionadas a Choi Soon-sil, un amigo cercano de la presidenta surcoreana, con el propósito de influir al gobierno para que apoyara la fusión de dos divisiones de la compañía.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor