Uber entrega datos de sus viajes a las autoridades de París

Los planes de Uber no acaban con ser una de las empresas con mayor valor bursátil (en algunas jornadas lidera este ránking), ofreciendo servicios de transporte privado. La firma con sede en San Francisco ha anunciado una nueva iniciativa en la ciudad de París, a través de la que abrirá todos estos datos que tiene de los viajeros que usan sus servicios en la ciudad.

ParísHace un mes, Uber perdió  la licencia para operar en Londres y se especuló sobre la posibilidad de que las autoridades de la capital francesa pudieran hacer algo similar. Esta iniciativa podría ayudarles a mantenerse en París. Uber, que llegó a París en 2011, ha tenido una relación poco sólida con los reguladores de toda Europa, ya que le han acusado de burlar sus normas tradicionales de licencia.

Según publica Reuters, la firma quiere ofrecer sus innumerables datos sobre usuarios a los funcionarios municipales y urbanistas para que estos puedan comprender mejor las necesidades de transporte de los habitantes de la urbe gala. La aplicación de viaje tiene la capacidad de recopilar grandes cantidades de datos de los miles de millones de viajes realizados por clientes. Ya ha puesto estas informaciones a manos de autoridades de Washington D.C., Sydney y Boston.

El servicio, llamado Uber Movement, muestra cuánto tiempo lleva realizar un viaje entre dos puntos en una ciudad en diferentes momentos del día. Esto ayudará a los planificadores de la ciudad a tomar decisiones en consecuencia. Para respetar la privacidad de los usuarios, Uber Movement solo usa datos agregados anónimos.

Dicen desde Reuters que la planificación del transporte generalmente se basa en costosas encuestas de viajes que se realizan en promedio cada 10 años en la región de París a miles de hogares. Los datos de Uber ofrecen mayor precisión al tener la capacidad de mantenerse actualizados.

¿Por qué Londres le quitó la licencia a Uber?

Para explicar su decisión, la autoridad de la capital británica destacó que “el enfoque y la gestión de Uber han demostrado una falta de responsabilidad respecto a varios problemas, con consecuencias potenciales en la protección y seguridad del público”. Entre otros asuntos, la TfL (Transport for London) acusó a Uber de no reaccionar suficientemente ante las denuncias de delitos de los que sus conductores serían testigos y le recriminó de su incapacidad a la hora de comprobar los antecedentes penales de sus chóferes.

Además de estos asuntos, no hay que olvidar que la empresa se aprovechó de la confianza que los usuarios le brindan, y los espiaba después de usar su servicio. La Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos, encargada de la protección a los consumidores en ese país anunciaba en agosto que se auditará a Uber durante 20 años por violar privacidad de usuarios, después de que la firma fuese acusada de utilizar un software para monitorear desplazamientos y de nombre God View, como publicó SiliconWeek.

Lea aquí el reportaje Uber o los escándalos de la compañía con más valor del mercado
Newsletter
Suscríbase a la newsletter semanal de Siliconweek