LTE fijo para complementar la banda ancha fija

Cloud

Los servicios de acceso a internet fijo inalámbrico por LTE en México no son un transplante de los planes móviles a un ambiente fijo, sino que presentan características que los vuelven competitivos como complemento de los servicios fijos, explica Jesús Romo, director de Telconomia

Para muchos especialistas, la tecnología 4G LTE no sólo ofrece mejores velocidades de acceso para los servicios de telecomunicaciones móviles, sino que también puede constituir una alternativa interesante para los servicios de Internet fijo inalámbrico.

En México, este tipo de enlaces puede complementar a la banda ancha fija, presentándose como una opción interesante para diversos casos, señala Jesús Romo, director de Telconomia, en un seminario web organizado por 5G Americas.

Romo explicó que, en México, la media nacional es de unas 50 líneas de Internet fijo por cada 100 hogares, y 67 líneas de Internet móvil por cada 100 habitantes. “Un 53 por ciento de la población vive en zonas donde hay bajo nivel de penetración de servicios de Internet tanto fija como móvil”.

En este escenario, dice Romo, el LTE entra a la conversación como tecnología de banda ancha inalámbrica, que puede tener un impacto en los servicios fijos en México. “Esta tecnología presenta mayores velocidades que sus antecesoras, mejor experiencia al utilizar aplicaciones o consumir contenidos, y un uso más eficiente del espectro. Nuestro pronóstico es que, para 2019, LTE será la tecnología dominante en líneas móviles, con una participación de 53.3 por ciento sobre el total de este mercado”.

 

Panorama local

El director de 5G Americas para América Latina y el Caribe, José Otero, destacó que, en términos de espectro radioeléctrico, “México es, con 584.3 MHz asignados, sólo superado por Brasil en América Latina. Además, el panorama, en términos de asignación de más espectro, es bastante positivo en comparación con el resto de la región”.

Se trata de un aspecto importante para el futuro de las telecomunicaciones inalámbricas, ya que según indicó Otero, “para 5G, en zonas densamente pobladas se requerirán 11.4 GHz a 18.7 GHz para soportar las nuevas tecnologías y las proyecciones de tráfico de datos cursados, de acuerdo con la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT).

Luego de analizar la oferta existente en el país, Romo remarcó que los planes fijos inalámbricos 4G “no son un transplante” de la oferta móvil.

“Se trata de planes para entrar al negocio de los servicios fijos. Esta alternativa va a poner presión especialmente en los rangos de accesos a Internet de 5 a 10 Mbps. LTE por 4G es un complemento del entorno de banda ancha fija y puede presentar una opción interesante para “cord cutters” o zonas sin servicios de red cableada provisional, como por ejemplo colonias o áreas pobladas nuevas”.

El analista indicó que “se abre también un interrogante sobre si LTE 4G puede ser una opción para ampliar la cobertura de operadores locales o regionales, especialmente cableados, pudiendo validar servicios futuros de LTE sobre 5G.

Read also :