Los despidos se extienden a Alcatel-Lucent y Sharp

CloudDatacenterEmpresas

La firma estadounidense ha anunciado el recorte de más del 6% de su plantillas (unos 5.000 trabajadores), mientras que el tijeretazo de la nipona afectará al 15% de su fuerza laboral (3.000 empleados).

Si ayer nos hacíamos eco de la caída de beneficios en casa del fabricante taiwanés HTC, con el consecuente despido de un millar de trabajadores, ahora ha saltado la noticia de que Alcatel-Lucent también iniciará una reestructuración de plantilla por idénticos motivos.

Después de perder 254 millones de euros en su último trimestre y ver caer sus ingresos un 7,1% hasta los 3.540 millones, el gigante estadounidense de las telecomunicaciones ha decidido deshacerse de nada menos que 5.000 empleados. Una decisión que, según sus cálculos, le permitirá ahorrar alrededor de 750 millones de euros en gastos generales.

Estos 5.000 puestos de trabajo representan algo más del 6% de la fuerza laboral de Alcatel-Lucent a nivel mundial, ya que se calcula que en la actualidad cuenta con una cartera de 78.000 empleados.

Junto a este tijeretazo, la compañía ha trazado un plan de reducción de costes que deberían ayudarle a retener 1.2000 millones de euros en sus arcas hasta finales de 2013. Asimismo, no tendrá remilgos en “abandonar o reestructurar” aquellos mercados que no sean rentables.

“El deterioro del entorno macroeconómico y la competencia de precios registrada en determinadas regiones, que amenazan la rentabilidad, demuestran claramente que debemos embarcarnos en una transformación más agresiva”, ha declarado el consejero delegado de Alcatel-Lucent, Ben Verwaayen, que añadió que “estos tiempos demandas actuaciones firmes” para mejorar la agilidad de la compañía.

Sharp se apunta a la criba de personal

Otra firma destacada del sector que parece sumarse a esta ola de despidos es Sharp que se ha visto impactada por los problemas en el negocio de pantallas LCD y que, según informa ZDNet, tiene la firme intención de despedir hasta a 3.000 empleados. Es decir, el 15% de su plantilla.

En este caso, el plan de reestructuración tendría una duración de dos años y afectaría a todas las divisiones de la firma nipona a nivel internacional. Se contemplan jubilaciones anticipadas en fábricas, divisiones de ventas y altos cargos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor