Adalid: todo lo que Google sabe (y siempre sabrá) de tí

NavegadoresWorkspace

“Evalúe cuáles son las aplicaciones que realmente le son de utilidad, aprenda a administrar sus funciones de seguridad y piénselo dos veces la próxima vez que abra una nueva cuenta de servicios de Google o de otro tipo”, dicen los expertos.

“En dónde estuvo, con quién se comunicó y cuándo lo hizo. Qué vio en internet, qué aplicaciones usó y qué compró. Desde el año 2015, toda esta información es recopilada legalmente por Google y puede ser una ventaja para usted por la comodidad de tenerlo todo a la mano, pero a la vez comenzará a hacer parte de un historial difícil de borrar, para bien o para mal”. Así de contundente arranca el último informe de la empresa Adalid, firma especializada en Latinoamérica en prevención y gestión de fraude en entornos virtuales. 

google_logoRecuerdan los voceros de la marca en Colombia que cuando un usuario rellena un formulario, está dejando un rastro digital, que quedará patente el resto de la vida. “Ellos no saben que han abierto la posibilidad para que motores de búsqueda como Bing, Yahoo, Ask, MSN, y por supuesto el rey de todos, Google, los sigan a todas partes con aplicaciones como Google Maps, Drive, Google calendar, You Tube, Google+, Hangouts, Play Música, y muchas otras que se quedan con datos tan sensibles como el nombre del usuario, su correo electrónico, su número celular y su dirección de residencia”.

Desde 2015, Google y otros buscadores almacenan toda esta información que puede ser usada para muchos propósitos incluidos los procesos judiciales a través del rastreo de cosas tan simples como las búsquedas o compras virtuales que hizo el usuario, hasta temas tan complejos como la ubicación del teléfono y su portador en una fecha exacta y a una hora específica.  Así mismo, acciones tan cotidianas como tomarle fotos a todo con el teléfono, es otra manera de dejar un rastro digital y sin importar que estas hayan sido borradas o que nunca hayan sido subidas a una red social, siempre permanecerán guardadas en las memorias internas de los dispositivos.

Otro asunto a destacar es que Google almacena todos los sitios de Internet que un usuario ha visitado o buscado, y puede establecer con qué frecuencia entra a estos, y lo que vio dentro de cada uno, aún sin importar si se ha activado la opción de “navegación incógnita”. “Ahora, en materia judicial, toda esta información ha abierto una nueva dimensión pues con ella puede inculparse a una persona en un caso específico, pero también puede ser su tabla de salvación, y aunque muchos de estos datos son de pública y fácil consulta por parte de cualquiera, otros subyacen protegidos dentro de las cuentas o en las memorias internas de los dispositivos personales”, recuerda el comunicado de prensa.

La misma Adalid ofrece al mercado un software capaz de analizar equipos que incluso han sido reseteados o borrados hasta su configuración de fábrica, y por medio de softwares especializados, logran interrelacionar los directorios de llamadas, los sistemas de mensajería y de posicionamiento global, con los datos de aplicaciones con el fin de ubicar datos claves que pueden ser presentados legalmente como pruebas judiciales.

Por todo ello, “evalúe cuáles son las aplicaciones que realmente le son de utilidad, aprenda a administrar sus funciones de seguridad y piénselo dos veces la próxima vez que abra una nueva cuenta de servicios de Google o de otro tipo, teniendo la plena conciencia que en estos tiempos tecnológicos el rastro digital puede seguirlo por siempre”.

Para conocer más sobre estos asuntos de priavacidad, puede leer el reportaje ‘Nadie sabe más de tí que Facebook

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor