Reino Unido usaría impuestos para luchar contra el extremismo en redes sociales

Marketing onlineSocial Media

El secretario de seguridad británico ataca a las redes sociales por dar nuestros datos a las empresas para lucrarse y no ofrecerla al gobierno para luchar contra el extremismo.

Gran Bretaña podria imponer nuevos impuestos a gigantes tecnológicos como Google y Facebook, a no ser que lleven a cabo mayores esfuerzos para combatir el extremismo en línea, como la retirada de material destinado a radicalizar a las personas o ayudarlas a preparar ataques, según dijo el ministro de seguridad del país.

redes sociales Ben Wallace, secretario de estado británico de seguridad, acusó a las firmas de tecnología de estar felices de vender datos de la gente con fines comerciales, pero no de dárselos al gobierno, el cual se “ve obligado a gastar grandes sumas en programas de desradicalización, vigilancia y otras medidas antiterroristas”, según ha publicado Reuters.

Por este motivo, ha alegado el secretario que “si continúan siendo menos cooperativos, deberíamos considerar cosas como cargar impuestos como una forma de incentivarlos o compensar su inacción”, ha dicho Wallace al periódico Sunday Times en una entrevista. El hombre  acusó a los gigantes tecnológicos de anteponer las ganancias privadas antes que la seguridad pública. Eso sí, el encargado de seguridad en Reino Unido, no ha dado más detalles sobre esos posibles impuestos que podrían llegar a imponerse.

Wallace ha recordado que, a pesar del caracter informal que muestran los directivos de las grandes empresas tecnológicas, no hay que olvidar que son unos “aprovechados despiadados”, lo que se traduce, de acuerdo con el secretario, a que estos directivos venderían “despiadadamente nuestros detalles compañías de préstamos o de porno, pero no les darían esa información a gobiernos elegidos democráticamente”.

Por su parte, Simon Milner. ejecutivo de Facebook, ha dicho que “el señor Wallace está equivocado al decir que anteponemos las ganancias a la seguridad, especialmente en la lucha contra el terrorismo”. De acuerdo con un comunicado enviado por correo electrónico, “hemos invertido millones de libras en personal y  en tecnología para identificar y eliminar contenido terrorista”.

Las redes sociales se han mostrado como un medio a través del que grupos radicales buscan a nuevos miembros. “Debido a que el contenido no se elimina tan rápido como podrían, tenemos que desradicalizar a las personas que se han radicalizado. Eso está costando millones”, ha dicho el secretario.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor