Cinco industrias que están siendo transformadas por el cómputo cognitivo

Cloud

A día de hoy, el cómputo en la nube se involucra en numerosas áreas de nuestras vidas al igual que en la transformación de determinadas industrias.

El cómputo en la nube va más allá de los sistemas de IA convencionales. Esta tecnología, basada en la imitación del proceso de pensamiento humano, analiza patrones y sugiere soluciones basadas en la comprensión al igual que lo haría una persona humana.  

IBM quiso definirlo como un sistema que aprende, interactúa con los humanos de forma natural y razona con un propósito. Esta tecnología ha llegado a ser tan importante que, a día de hoy, la tasa anual ha crecido casi un 50% para 2025 y ha alcanzado ingresos por más de mil millones de dólares a nivel global, según un estudio de Transparency Market Research.  

Gustavo Parés, director general de NDS Cognitive Labs, comenta: “El funcionamiento del cómputo en la nube combina procesamiento del lenguaje natural, Inteligencia Artificial, aprendizaje automático, redes neuronales, análisis de sentimientos con el objetivo de resolver los problemas cotidianos al igual que lo haría una persona, lo que sirve a las industrias para mejorar los procesos dentro de los centros de trabajo”.  

Actualmente son muchas áreas de nuestras vidas las que están involucradas en el cómputo de la nube. Dentro de ellas destacan varias industrias: 

  • Mercado bursátil: Saber dónde invertir grandes cantidades de capital es una tarea que requiere tiempo y análisis por parte de los expertos. Con la ayuda de la IA, los desarrolladores de esta tecnología trabajan para que los usuarios puedan sentirse más seguros en dónde invierten su dinero. 
  • Empresas minoristas: La Geoestadística Cognitiva, en México, tecnología creada por NDS Cognitive Labs, y la cual es un sistema de analítica avanzada que fomenta la correcta adaptación de modelos de negocios, de riesgo y de ventas a partir de información geográfica. Con el uso de la plataforma se pueden crear predicciones que generan ahorros al mejorar los procesos de logística. 
  • Transporte y logística: La evolución y los problemas de tránsito han hecho que las compañías de Inteligencia Artificial desarrollen soluciones que van desde semáforos inteligentes hasta vehículos autónomos que se interconectan entre sí y tienen la capacidad de aprender de la experiencia de otros coches, para reducir el tiempo en traslados y accidentes. Esto ha llevado a que compañías como Intel y Strategy Analytics estimen que la industria de los vehículos autónomos estará valuada en 7 mil millones de dólares para 2050. 
  • Salud: La investigación en materia de salud son inmensas y a menudo se descubren nuevas patologías, curas o avances que modifican los estudios previos, esto lleva a que se tenga que emplear mucho tiempo y recursos en el diagnóstico médico. El IA está trabajando en resolver este problema: la empresa Welltok procesa grandes volúmenes de datos para hacer recomendaciones inteligentes y personalizadas a preguntas médicas. A través de su herramienta cognitiva llamada Concierge, ofrece consejería a especialistas de la salud y brinda respuestas basadas en los aprendizajes previos obtenidos. 
  • Educación: la revolución tecnológica está modificando los procesos de evaluación y aprendizaje en el campo de la enseñanza. Firmas como IBM y Sesame Workshop están colaborando en conjunto para usar la tecnología Watson con el fin que la educación preescolar avance en todo el mundo. Ambos buscan desarrollar una nueva categoría de plataformas y productos educativos que se adapten a las preferencias de aprendizaje y los niveles de condición física y económica de los estudiantes. Entre los avances destaca PrepFlash, una app que puede generar exámenes para los estudiantes.