La Inteligencia Artificial transforma la medicina

DigitalizaciónWorkspace

La medicina es uno de las ciencias que más impulso está recibiendo por parte de la Inteligencia Artificial, gracias a las herramientas orientadas a analizar grandes cantidades de datos, detección de patrones y desarrollo de algoritmos.

Las nuevas herramientas de Inteligencia Artificial (IA) aplicadas a la medicina, se traducen en procesos que van desde agilizar diagnósticos y realizar análisis genéticos cada vez más complejos, hasta personalizar soluciones conforme a las necesidades de cada paciente.

Para Bernardo González, chief alchemist officer de KIO Networks, habrá diversas aplicaciones que seguramente dominarán esta tendencia a lo largo del próximo año.

“Están por ejemplo los nuevos medicamentos. La posibilidad de analizar grandes cantidades de información y establecer posibles patrones de respuesta son también la herramienta principal para que la industria médica pueda predecir y anticipar cómo reaccionan determinadas moléculas, reduciendo los márgenes de tiempo y mejorando el uso de recursos”, señaló.

A ello, comentó, mejores diagnósticos y tratamientos. “Todo el tiempo, ya sea cuando estamos enfermos o no, generamos una enorme cantidad de información, la cual al ser analizada con el objetivo de detectar posibles anomalías, también permite reducir los tiempos de respuesta.

“De igual manera, esta opción representa el acercamiento del cuidado médico a comunidades remotas, las cuales pueden beneficiarse con telemedicina y contar con la oportunidad de enviar expedientes médicos a doctores que no estén geográficamente cerca y quienes pueden dar seguimiento a los distintos casos”, agregó.

El especialista de KIO Networks asegura que también vendrá el boom de las cirugías robóticas. “La telecirugía no es cosa nueva, se desarrolló como una respuesta a los riesgos que enfrentan los astronautas cuando están fuera de la órbita terrestre.

“El reto ahora es hacerlas cada vez más eficientes y accesibles para una mayor cantidad de personas y así, evitar la necesidad de desplazarse para obtener una respuesta rápida, eficaz y asequible”.

Finalmente destaco el uso de dispositivos médicos más inteligentes que ayuden en monitoreo de pacientes. Las pulseras, relojes o medidores continuamente miden aspectos básicos de nuestra salud: desde nuestra temperatura, ritmo cardíaco o actividad física.

“Para 2020 se prevé que sean un aliado para dos de cada diez pacientes que tengan un padecimiento que requiera un constante monitoreo. Incluso es posible que la cifra pueda aumentar a tres de cada diez.

 

Más tendencias

¿Qué otras tendencias se consolidarán el próximo año? Muy posiblemente se utilizarán más los chatbots, para la interacción enfocada a obtener mayor información, diagnósticos más precisos, dar consejos o recomendaciones.

“Sin duda, la medicina es uno de los campos que tendrá un impacto inmediato y positivo, en especial si se toma en cuenta la evolución de los países en aspectos demográficos y la urgencia de brindar atención cada vez más rápida y personalizada -incluyendo lugares remotos y de difícil acceso-, así como la necesidad de capitalizar datos que permitan afrontar de manera rápida y decisiva posibles epidemias o riesgos sanitarios”, agregó.

Read also :