Intel: novedades sobre su grave fallo de seguridad

Gestión la seguridadSeguridad

Hoy, un 90% de los PC basados en Intel y comprados en los últimos 5 años, deberían tener una solución de seguridad, según las promesas de la empresa.

Tras los anuncios de las cuestiones de seguridad del Google Project Zero la semana pasada, Intel ha continuado trabajando estrechamente con sus socios con el objetivo compartido de restablecer la confianza en la seguridad de los datos de nuestros clientes lo más rápido posible, tal y como explica Brian Krzanich, CEO de la empresa.

Para el día de hoy, 15 de enero, la empresa espera haber emitido actualizaciones para al menos el 90% de las CPU de Intel lanzadas en los últimos cinco años, mientras que las actualizaciones disponibles para el resto de estas CPU estarán disponibles a finales de este mismo mes.

La empresa se compromete a “proporcionar informes frecuentes en cuanto al progreso de los proyectos de aplicación de parches, datos de rendimiento y otra información. Estos se pueden encontrar en el sitio web Intel.com”, dice un comunicado de prensa.

Por otro lado, dice el directivo que “para acelerar la seguridad de toda la industria, nos comprometemos a identificar las vulnerabilidades de seguridad importantes de manera pública, conforme a las reglas de revelación responsable y, además, nos comprometemos a trabajar con la industria para compartir las innovaciones de hardware que acelerarán el progreso a nivel industrial al tratar con canales secundarios de ataques”.

Cabe recordar que la pasada semana salía la noticia sobre el primer gran fallo de seguridad identificado durante este año 2018: todos los procesadores fabricados por Intel en los últimos diez años llegan con unos fallos de seguridad que permitirían a los ciberdelincuentes acceder a la información de nuestras computadoras, también  a la más crítica, como contraseñas. Y que el parche en el que trabaja la empresa ralentizaría de forma muy considerable los equipos y los dejaría muy por debajo de su rendimiento, como publicó SiliconWeek.

Lo peor de todo, además de que, quienes tengamos una PC basado en uno de estos chips más nuevos, tengamos toda nuestra información expuesta a diberdelincuentes, es que se supo que el CEO de la firma había vendido casi todas sus acciones de Intel unos días antes de conocerse este escándalo.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor