El Top 5 de los fraudes en época festiva, y cómo evitar caer en ellos

Gestión la seguridadSeguridad

Por Gil Vega, CISO de Veeam.

Se acercan las fiestas Navideñas y de Fin de Año, y con ellas un sinfín de actividades por hacer, compras por planear, eventos que organizar y mucho más. Por supuesto que la tecnología está aquí para ayudarnos, pero si hay un hecho alrededor que no es tan festivo es que históricamente es de las épocas más esperadas por los estafadores.

Según Experian, el 24% de los participantes en su encuesta reportaron haber sido víctimas de robo de identidad o fraude en la época decembrina pasada, cuando en 2019 fue sólo el 12%. En México, expertos indican que el número de ciberdelitos se dispara hasta 200% durante esta temporada. Y es que muchos buscamos los mejores precios, suele haber prisa y probablemente ansias por dejarlo todo listo, y por ello posiblemente omitamos las precauciones. Y los estafadores lo saben.

Para un festejo Navideño totalmente en paz, lo mejor es no bajar la guardia. El primer paso para evitar caer en un fraude está en saber cómo detectar una estafa cuando la tenemos enfrente. No es fácil: los profesionales del fraude están entrenados para dirigirse a sus víctimas con contenido específico de la temporada, diseñado para parecer lo más real y atractivo posible. A continuación, 5 de los casos falsos que más se observan en esta época:

  1. Notificaciones de entrega de productos online.Desde que empezó la pandemia, nos hemos acostumbrado más a recibir muchas entregas en casa. Los estafadores son conscientes, y lo usan a su favor: envían avisos de futuras entregas falsas con la esperanza de dar en el blanco y que su víctima esté esperando algo en ese momento. Lo más conveniente es tratar cada notificación de entrega con sumo cuidado. La mejor opción es comprar mediante un minorista de reputación comprobada, para poder rastrear los paquetes sin tener que dar clic en enlaces de e-mail o SMS. 
  1. Vendedores/Sitios de compra.Nos gusta complacer el deseo de un niño por algún juguete. Cuántos no hemos recurrido a Google, en una búsqueda desesperada, si está agotado en tiendas. Pero, si lo vemos en un sitio online desconocido, tal vez sea demasiado bueno para ser verdad. La Navidad no es la mejor época para probar sitios de compras; podríamos terminar sin saldo y con un niño decepcionado. Es mejor no correr riesgos. 
  1. Cupones, vales y tarjetas de regalo.Si en este mes recibe alguna tarjeta de regalo inesperada, más vale revisar dos veces antes de que le invada la emoción. Los cupones, vales y gift cards son otra de las tácticas que están en el Top de los estafadores. Si en algún negocio online le solicitan pagar sólo con tarjetas de regalo, esto siempre es una estafa.
  1. Organizaciones benéficas.En diciembre tenemos el sentimiento de dar a los demás incrementado; lo malo es que los estafadores cibernéticos piensan sólo en recibir. Es indudable que utilizarán todos los medios posibles para lograrlo, y esto incluye hacerse pasar por alguna organización caritativa o sin fines de lucro para aprovechar la naturaleza bondadosa de muchas personas e intentar extraer de su bolsillo el dinero a través de engaños. ¡Mucho cuidado!
  1. Ofertas de viajes.Con un gran número de personas reservando viajes, sea para llegar a casa, para visitar a algún familiar o como vacaciones familiares de fin de año, los amantes del fraude tienen claro que están ante una jugosa oportunidad, y crean ofertas de viajes irresistibles… pero falsas.

3 claves para evitar ser estafados

Una vez que está claro a lo que debemos poner atención, ¿cómo protegernos? Siga estos simples y prácticos consejos, y coméntelos con familiares y amigos, porque las trampas están siempre ahí, de modo que estos tips podrían ser el mejor regalo para ellos este fin de año:

– Investigar a fondo. Si compramos en un sitio por primera vez, nos haremos un gran favor si nos tomamos unos minutos para leer completamente la descripción de lo que estamos comprando e investigar más sobre el vendedor o Marketplace (en sitios de reseñas, por ejemplo) antes de dar el clic definitivo. Además, sospechar un poco siempre ayuda, y esto incluye verificar a conciencia los URLs de los sitios que visita.

– Elegir con cuidado el método de pago. Las tarjetas de crédito suelen brindar mayor protección ante posibles fraudes, así como las tarjetas virtuales, que se vinculan a la misma cuenta de la tarjeta, pero usan un número diferente. Si es posible, conviene designar una única tarjeta para las compras online, y que permanezca con un límite crediticio bajo. Adicionalmente, tener alertas bancarias configuradas sirve mucho si uno llega a convertirse en víctima de fraude, pues podrá detectarlo a tiempo y limitar el daño potencial.

– Utilizar algún sitio de pago confiable. Para no pagar con cuentas bancarias, otra opción es usar algún sitio de pago como PayPal. Así no estará compartiendo su número de tarjeta y tendrá forma de impugnar si algo salió mal en la compra.

Con toda esta información presente en cada movimiento que hagamos en esta temporada, ahora sí podemos entrar en “modo festivo” con tranquilidad y disfrutar las fiestas.