¿Cómo escoger correctamente una herramienta de monitoreo de red?

Gestión de redesRedes

Por Luis Arís, gerente de Desarrollo de Negocios para Paessler Latinoamérica.

Hoy en día, la infraestructura de red es indispensable para la operación de muchas empresas, es su columna vertebral. Esto sin duda coloca un peso enorme y una gran responsabilidad en los hombros del administrador de red, lo que consecuentemente genera tensión y estrés. Un paro o inclusive, lentitud en el sistema, pueden generar pérdidas considerables para la empresa, pues toda compañía que depende de una infraestructura de red para su continuidad operacional tiene un costo por inactividad, proporcional a sus ingresos. ¿Tienes idea del costo de inactividad de tu empresa y de tu responsabilidad para mantener la infraestructura de red saludable?

Podríamos comparar a un administrador de red con un técnico de fútbol. Cuando el equipo está ganando es un héroe amado por todos, pero cuando está perdiendo, es criticado, condenado por todos y si no hay mejoras en su desempeño, sus días en la posición sin duda estarán contados.

Ser administrador de red no es tarea fácil. Sus responsabilidades tienen como objetivo garantizar un nivel de servicio adecuado de la red, a un costo adecuado. Para alcanzar este objetivo, tienen como funciones principales: configurar la red, detectar y corregir fallas, mejorar el desempeño y administrar la seguridad de la red. Sin embargo, tomando la decisión acertada de elegir una buena herramienta de monitoreo, puede transformar una posible pesadilla en un paraíso.

“¡No puedo conectarme a Internet!”, “No estoy recibiendo correos”, “¿Por qué la red está tan lenta?”, “¡Estamos sin sistema!”, “Nuestro sitio Web no está funcionando”. Estas y otras reclamaciones son parte del día a día de un administrador que no tiene su red bajo control. Nada peor que regresar de un merecido descanso de fin de semana y encontrarse con todos estos problemas el lunes a las 8:00 am.

Toda infraestructura de red debe, o debería tener, un sistema de monitoreo. Sin lugar a duda, debe ser indispensable para empresas que dependen de la misma para su continuidad operacional. Existiendo varias plataformas de monitoreo en el mercado, ¿cómo escoger un sistema de monitoreo adecuado? Aquí es donde un administrador de red puede iniciar una historia de terror o una historia de amor.

Muchos administradores de red buscan herramientas pensando en economizarle dinero a la empresa.  Este es el primer error. El ahorro que puedan conseguir en la compra, podrá ser su enemigo y la causa de muchas pérdidas financieras en el futuro. Otros tienen amigos proveedores a quienes les han comprado por años, una variedad de softwares. También es un error adquirir un software solo para seguir apoyando al conocido. Puede ser que el software de monitoreo que tu amigo te ofrece no cumpla con las necesidades necesarias para que mantengas tu red saludable y funcionado, o sea una herramienta muy complicada de implementar y administrar.

Para adquirir un sistema de monitoreo, debes realizar 6 pasos indispensables para estar seguro de que estás adquiriendo la herramienta correcta:

  1. Verificar que la herramienta cumpla con tus necesidades – Debes informarle al proveedor cuáles son tus necesidades. Qué dispositivos y cuantos necesitas monitorear. Qué información es importante y relevante. Qué protocolos usarás en el monitoreo. Cuántos usuarios utilizarán la plataforma simultáneamente. Qué tiempos de intervalo serán usados entre escaneos.
  2. Solicitar una DEMO de la plataforma – Es importante analizar cómo funciona la herramienta.  Solicitar una DEMO o participar de una presentación de la plataforma es indispensable para tener una idea de la facilidad de uso de la plataforma.
  3. Realizar una POC (Prueba de Concepto) – La prueba de concepto es lo más importante en esta decisión pues es con la misma que se verificarán las cualidades y la solidez de la solución.  Es tu “prueba de manejo”.
  4. Verificar la solidez del fabricante – Al adquirir una solución de monitoreo se está adquiriendo un patrimonio.  Es importante saber que el fabricante está mejorando y actualizando su producto constantemente, tiene soporte técnico disponible en nuestro idioma y es una empresa sólida y sin deudas.
  5. Verificar que la solución no tenga costos escondidos – Deben verificar que no existan valores escondidos que puedan resultar en un mayor costo en el futuro.
  6. Buscar referencias – Es fundamental buscar entre colegas si alguien ha utilizado o utiliza la solución que están queriendo adquirir. De esta forma podrán escuchar experiencias positivas o negativas de la misma.

Sin duda, la compra de una solución de monitoreo es algo delicado a lo que se debe poner mucha atención, para no tomar la decisión equivocada y arrepentirse después.  ¿Quieres escribir una historia de amor o una de terror en la empresa?