Niños y celulares: consejos para padres

MovilidadSmartphones

Usualmente, los primeros acercamientos a dispositivos móviles de los niños tienen que ver con el consumo de videos y los juegos en línea y los padres pueden sacarle provecho a esto, recuerdan desde TigoUne.

De acuerdo con una investigación realizada por GSMA en cinco países de Asia y Latinoamérica, el 65% de los niños entre 8 y 18 años tiene acceso a un teléfono móvil y, al mismo tiempo, según datos de Fenalco los dispositivos electrónicos fueron los terceros más regalados en la reciente época
de Navidad. Por ese motivo, desde el operador TigoUne han querido compartir seis recomendaciones para que los niños le saquen buen provecho a sus celulares de forma segura.

Niños en internetCabe recordar que “la tendencia mundial marca que el acercamiento de los niños a la tecnología sea cada vez más temprano”.  Si los niños recibieron dispositivos como teléfonos celulares o tabletas en esta Navidad, los padres tienen en frente un reto interesante para lograr que sus hijos les saquen el mayor provecho a estos equipos. “Como padres, no podemos ver en los celulares a un enemigo. Debemos aprovechar las oportunidades y los beneficios que nos brindan los Smartphones y convertirlos en una herramienta muy útil de educación”, señaló Marcelo Cataldo, presidente de TigoUne.

1. Establezca tiempos de uso. Distintos estudios han señalado que los niños deben usar un celular en promedio dos horas al día. De esta forma, el niño no sólo entenderá que el Smartphone es una
herramienta complementaria, sino que además le ayudará para la adquisición y cumplimiento de
compromisos.

2. No convierta el celular en un premio: El uso del celular no se puede convertir en un incentivo para que los niños cumplan con las obligaciones que deben realizar de acuerdo con su edad. El uso de un teléfono inteligente debe estar relacionado más con los primeros pasos de la apropiación digital.

3. Delimite el uso del celular de acuerdo con la edad: Para los padres es necesario dimensionar que el uso de un teléfono inteligente por parte de un niño dependerá de la edad y la fase de crecimiento en la que se encuentre. Los expertos aconsejan que, entre los 0 y 3 años, los niños no manipulen dispositivos electrónicos, en la medida de lo posible. A partir de los 4 años, el uso debe estar completamente regulado por adultos para evitar una posible adicción.

4. Adecúe la seguridad del dispositivo: Antes de entregarle el teléfono al niño, es recomendable que los padres dejen preinstaladas algunas plicaciones. Las firmas de seguridad como McAfee tiene disponibles aplicaciones de control parental que envían alertas en caso de que haya una manipulación inadecuada del dispositivo.

5. Descargue aplicaciones de agilidad mental. Usualmente, los primeros acercamientos a dispositivos móviles de los niños tienen que ver con el consumo de videos y los juegos en línea. Los padres pueden sacarle provecho a esto.

6. Analice los usos que realiza su hijo con el celular: Por último, el celular puede ser una buena herramienta para conectarse con sus hijos. Los padres no sólo deben acompañar o regular el uso de los dispositivos, también tienen la posibilidad de ver cuáles son los videos que consumen los niños o las aplicaciones que más utiliza. Estos datos, pueden ayudarlos para ser encaminados hacia los temas que les apasiona o les llama la atención.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor