Descubra el potencial de su infraestructura de nube híbrida

4 pilares que impulsan la transformación digital y la migración a multicloud híbrida

La transformación digital en el mundo y en América Latina se aceleró producto de la pandemia. En IBM vemos esta aceleración y las diferentes formas en la que las industrias están intentando adaptarse a esta “nueva normalidad”.

Piensa en el sistema educativo, que tiene que proveer educación online como nunca lo hicieron, o piensa en la demanda que tiene hoy un centro de atención telefónica y las aplicaciones de IA de lenguaje natural que utilizan para incrementar la velocidad de atención y eficiencia en sus respuestas. El común denominador de los negocios, independientemente de la industria, es la necesidad de tener una infraestructura resiliente, flexible y segura en un entorno de multicloud híbrido para manejar sus operaciones, transacciones y para atender a sus clientes.

La industria de TI está en pleno proceso de transición a un nuevo capítulo relacionado a la nube y a la transformación digital. Este progreso es evidente si tenemos en cuenta estos 4 pilares:

  1. La innovación pasó a ser del consumidor a estar dirigido por la empresa: hasta ahora, gran parte de la innovación en TI ha sido impulsada por la tecnología de consumo, como los dispositivos móviles (como su teléfono inteligente) y las aplicaciones orientadas al usuario final.   Hoy, estamos viendo empresas realmente innovando – las grandes empresas. Por ejemplo, en Servicios Financieros, no son sólo los FinTechs son los que están innovando; también lo hacen los grandes bancos tradicionales.
  2. IA y Digital. ya hubo mucha experimentación y prueba de conceptos de parte de nuestros clientes. Ahora, las empresas están pasando de EXPERIMENTACIÓN a utilizarla en su flujo de trabajo de negocio. Ejemplos: atención al cliente, detección de fraude, asesoramiento, ventas on line, entre otros.
  3. Nube. Antes, el foco de la nube estuvo en las aplicaciones de usuario; por ejemplo, el uso de su teléfono inteligente para comprobar su saldo bancario. Pero estas cargas de trabajo significan solo el 20% de todas las cargas de trabajo.  Recién, empieza un movimiento del 80% restante de las cargas de trabajo a la nube, una movida más holística; se trata de unir las aplicaciones empresariales de misión crítica, esto significa que son esenciales para el funcionamiento del negocio y llevarlas al ámbito de la nube, ya sea moviéndose a la nube privada o pública … o en la interoperación con la nube.
  4. Integrar los sistemas tradicionales con los nuevos sistemas, con una propuesta de valor para el cliente.

De hecho, a medida que los clientes de todas las industrias buscan innovar aprovechando las cargas de trabajo altamente especializadas y de vanguardia, incluidas IA, Blockchain y IoT, que requiere una nueva generación de hardware y software más inteligentes, más seguros y diseñados específicamente desde cero para alimentar estas cargas de trabajo avanzadas en entornos de multicloud híbridos, la base de esta innovación sigue siendo su infraestructura de TI.

La infraestructura de TI es la base que sirve como ventaja competitiva para nuestros clientes, es lo que soporta la innovación y el camino hacia una nube híbrida. En América Latina la tendencia es que post COVID-19, el 59% de las empresas inviertan, particularmente para cargas de trabajo de misión critica, en nube híbrida, mientras que el 25% lo hará en nube privada y 16% en nube pública.

Las empresas ya están en plena transición, y algunas están liderando a través del cambio, por eso lo invitamos a explorar más a fondo las soluciones de infraestructura de TI de IBM y fortalecer su liderazgo.