¿Qué significa el fin de la neutralidad en la Red y cómo afectará al mundo?

Gestión de redesGobernanzaProyectosRedesRegulaciónSector Público

Con la opinión de expertos de dos asociaciones que tienen una opinión bien diferente sobre la neutralidad de la Red, SiliconWeek resume qué supone su derogación en Estados Unidos y analiza si esto podría afectar a América Latina.

Hace unos días que se votó una nueva legislación en Estados Unidos que cambiará la forma en que los ciudadanos interactúan con Internet, dando mucho poder a las grandes empresas de un sector, el de las telecomunicaciones, conocido por tener pocas empresas dominantes, aprovechando una de las industrias más imprescindible para nuestro día a día.

internetConcretamente, la  Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, según sus siglas en inglés) ha votado a favor de poner fin a la neutralidad de la red en Estados Unidos por tres votos a favor y dos en contra. El asunto es muy polémico, e incluso ha levantado un debate enorme en el Senado, puesto que abre las puertas a que los operadores de Internet puedan establecer restricciones o decidir cuestiones clave para el funcionamiento de Internet, según el criterio de lo que se han mostrado en contra, que advierten que pueden perjudicar a los usuarios y encarecer los servicios de la red, como ya publicó SiliconWeek.

Para conocer mejor qué supone esta decisión y cómo podría afectar a los usuarios de América Latina, contamos con los conocimientos de expertos de GSMA (asociación global que centra su actividad en el ecosistema móvil) y con Andina Link (evento de telecomunicaciones que anualmente reune a expertos del sector de América Latina). Ambas entidades mantienen una opinión opuesta. Mientras la GSMA considera que la decisión de la FCC es adecuada, desde Andina Link advierten que esto podría tener consecuencia negativas en el desarrollo de Internet.

¿A qué se refiere el término neutralidad en la Red?

La idea detrás de esto es un concepto que ya ha sido reconocido por Naciones Unidas o la Organización de Estados Americanos (y sus Relatores para la Libertad de Expresión) de que internet es un medio que sirve a los fines de garantizar los derechos a la libertad de expresión y el acceso a la información, como dicen desde la GSMA.

De este modo, recuerda Sebastián Cabello, Director Regional de la GSMA para América Latina, que “si bien no hay una definición unívoca de «neutralidad de la red», la expresión se emplea a menudo para hacer referencia a la prohibición de introducir distorsiones en el modo en que el contenido que circula en las redes, rechazando todo tipo de discriminación entre contenidos o aplicaciones –sea positiva o negativa-“. Esto significa, en otras palabras que, de acuerdo a ese principio, “todo el tráfico debería ser tratado en condiciones de igual, suponiendo que esto garantiza la libertad de elección entre los distintos contenidos y aplicaciones que los usuarios quieran consumir o transmitir en la red”, como aclara el experto.

Desde Andina Link, los expertos Gabriel Levy y Sergio A. Urquijo, publciaron un escrito recordando que el concepto Neutralidad de Red “se refiere a un acuerdo implícito entre los agentes que componen Internet, para que se valoren todas las conexiones IP como iguales, sin permitir que los proveedores de servicios de telecomunicaciones puedan calificar, ni mucho menos sancionar o privilegiar, un servicio sobre otro”.

Todo esto tiene, obviamente, implicaciones en el desarrollo de la sociedades democráticas, donde Internet es una gran fuente de información: “este principio ha permitido que la red sea abierta, plural, democrática y participativa, por lo que claramente la Neutralidad de Red tiene implicaciones sociales, económicas, culturales, políticas y éticas”, como recuerdan desde Andina Link.

¿Puede afectar la derogación de la neutralidad de la Red en América Latina?

internetAclara Sebastián Cabello que “como principio general, las normas dictadas por cada Estado siempre tienen efecto en los países que las dictan. Por lo tanto, esta propuesta en Estados Unidos no tendría un efecto directo en los usuarios de América Latina. Cada Gobierno es soberano respecto de la regulación de las TICs, por lo que el impacto real depende de las decisiones que se tomen en cada país”. Para la GSMA, esta nueva legislación en Estados Unidos, lleva a una Internet más abierta porque permite a los operadores diferenciar entre los distintos tipos de tráfico y la capacidad de gestionar el tráfico de red activamente. “Tal vez, un efecto indirecto”, recuerda el directivo, “que podría tener la iniciativa de la FCC es que los reguladores y hacedores de políticas públicas adopten un enfoque parecido al adoptado por la FCC“.

Por su parte, Andina Link, los experto recuerdan que en el caso de América Latina,” la tradición histórica de respeto por la neutralidad tecnológica y de red, se convierte en una protección que evitará un efecto dominó inmediato en la región. Incluso existen marcos normativos de protección en muchos de nuestros países, siendo Chile el primero en promulgarlo mediante la Ley 20453. Posteriormente lo hicieron Perú, con la ley 29904; Colombia, mediante la resolución CRC 3502; Brasil, mediante la Ley de protección civil de Internet; Argentina, con la Ley Argentina Digital; y México, con la Ley Federal de Telecomunicaciones. Uruguay y Bolivia aún están en etapas de discusión para su aprobación”, continúa. Sobre esto, cabe mencionar que, como publicó SiliconWeek, el Ministerio de las TIC de Colombia se mostró hace unos días partidario de mantener la neutralidad de la Red y es que creen desde la institución que, la decisión contraria, como la tomada por el organismo estadounidense, “limita el Internet libre e igualitario”.

Además, mientras Andina Link cree que las leyes vigentes en América Latina evitarán, al menos a corto plazo, que se adopten regulaciones similares a las tomadas por la FCC, cree que en el futuro, existe “alguna probabilidad de que con el paso del tiempo emerja un nuevo tipo de amenaza: la limitación en la conectividad internacional de nuestro países. La mayor parte de nuestro acceso a Internet llega a través de canales de fibra óptica transoceánicos, conectados con Estados Unidos mediante multinacionales como Colombus Network, del grupo Liberty Global Company. Estás compañías podrían eventualmente querer cambiar las reglas de juego y los acuerdos contractuales de venta del servicio de acceso a Internet. Con el aliciente de la decisión de la FCC, algunas podrían tratar de limitar el acceso a cierto tipos de productos, como el video, o a ciertas plataformas específicas”, tal y como concretan Levy y Urquijo.

Argumentos a favor y en contra de la neutralidad en la Red

-A favor de mantenerla:  Igualdad y una competencia regulada en un sector donde ya de por sí muy pocas empresas tienen mucho poder.

  • El Ministerio de las TIC de Colombia, como ya mencionábamos, fue uno de lo primeros organimos públicos en pronunciarse respecto a la decisión tomada en Estados Unidos. Como argumento a favor de la neutralidad en la Red, el líder del MinTIC señaló que este principio asegura que los contenidos y los usuarios sean tratados igualitariamente. Explicó que eliminar la neutralidad de la Red pretende beneficiar a quienes tengan mayor capacidad de pago, para que los contenidos puedan llegarles más rápido o de mejor calidad.
  • Desde Andina Link creen que Se requiere que Sociedad Civil, Telcos, creadores de contenidos y gobiernos fortalezcan los mecanismos existentes de gobernanza de Internet, se unan en su defensa y protejan el principio de Neutralidad, que finalmente no es más que una garantía de reglas de juego clara para todos.
  • Brecha Digital. La misma asociación considera que la neutralidad en la Red ayuda a que la brecha digital ya existente no aumente. La nueva política podría alterar las “reglas de juego básicas que han permitido el crecimiento democrático de Internet, pues promueven un desarrollo asimétrico que mejore los retornos de inversión para algunos de los agentes que componen la cadena de valor de la red en detrimento de los actores más pequeños”.
  • Al romperse la neutralidad, en este mercado, un operador privado, podría prohibirle a cualquiera de los demás actores transitar o limitar su capacidad de operar o restringir su velocidad, favoreciendo a algunos o perjudicando a otros, dicen desde Andina Link.

En contra de la neutralidad y a favor de la decisión de la FCC: Libre mercado y libertad de decisión a los operadores.

  • “Entendemos que la decisión de la FCC es positiva para el ecosistema móvil y el ecosistema digital en general, en la medida en que asegure efectivamente el cumplimiento de la condición de transparencia de la información. La apertura de internet, y en consecuencia los derechos a la libertad de expresión y acceso a la información, de ningún modo quedan desprotegidos”, ha alegado Sebatián Cabello desde la GSMA.
  • Cree la GSMA que “las normas generales de libertad de expresión y de competencia –que son el marco regulatorio adecuado para abordar muchas de las cuestiones mencionadas por quienes apoyan la neutralidad de la red- siguen siendo aplicables, mientras que lo que se elimina es una regulación que impone principios artificiales al funcionamiento de Internet”.
  • Los operadores podrán contar con la flexibilidad necesaria para diferenciar entre distintos tipos de tráfico para optimizar las inversiones y gestionar los recursos finitos inherentes a las redes móviles. Si esto ocurre, los consumidores tendrán la capacidad de elegir entre distintos proveedores de servicios que compitan entre sí, basándose en una comparación transparente de las diferencias de desempeño que existan entre ellos, de acuerdo con la mencionada organización.

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor