Fallo de energía en Prosa, cuesta millones de pesos

El sábado pasado, hubo miles de reportes en redes sociales donde se mencionó que sus transacciones con tarjetas de débito y crédito en diversos establecimientos fueron rechazadas. Todo se debió, según Prosa, quien tiene la plataforma de transacciones electrónicas y medios de pago a distintos bancos con tarjeta de crédito y débito, a una falla eléctrica.

“Prosa hace público este comunicado con el fin de aclarar, puntualizar y hacerlo extensivo a nuestros clientes, así como a la opinión pública en general. El pasado sábado 10 de agosto, se produjo una incidencia en el servicio de procesamiento de transacciones electrónicas que impidió el correcto funcionamiento de las operaciones con tarjetas bancarias en la república mexicana.

“Este hecho se originó a las 11:00h del día señalado dándose por reestablecido, de forma progresiva, a partir de las 18:00h del mismo día. Esta incidencia fue provocada por un fallo en el proceso de mantenimiento y mejora continua de la infraestructura, de tal forma que se vio afectado el suministro eléctrico de la misma a nivel interno”.

En el momento en que se produjo el citado incidente, dice la empresa, se involucró, de forma directa, un equipo de contingencia técnico especializado a tiempo completo que permitió la implementación del protocolo respectivo, así como el restablecimiento del servicio en el menor tiempo posible.

Para los especialistas, siete horas para arreglar este desperfecto costo 16 mil 500 millones de pesos por las transacciones no realizadas.

“En relación con algunas informaciones aparecidas en medios de comunicación, Prosa afirma, categóricamente, que cumple con todos los requerimientos, técnicos y legales, así como las certificaciones en materia de seguridad necesarias para el correcto funcionamiento del servicio, fortaleciendo el compromiso y la garantía de Prosa con sus clientes y los usuarios del sistema bancario mexicano”, aseguró la firma.

Sin embargo, las críticas en los medios vinieron por el lado de que no tenía un servidor espejo para continuar con su operación, lo cual es poco factible hoy en día ante cualquier tipo de desastre natural, al interior de la compañía o ante un ciberataque.

“Prosa se encuentra en un proceso de mejora continua de sus sistemas y protocolos involucrando a toda su cadena operativa. El proceso de mantenimiento, como un eslabón de dicha cadena, está siendo cuidadosamente revisado y se tomarán las medidas necesarias para reforzar nuestros protocolos y evitar un episodio futuro”, agregó la compañía en su comunicado.

Newsletter
Suscríbase a la newsletter semanal de Siliconweek