“La brecha digital es también de género”

Se ha registrado que más de 2.200 millones de personas en el mundo se han conectado a internet en los últimos 10 años, sin embargo, mientras la conectividad no ha llegado a todos por igual, cuando hablamos de regiones del mundo, y tampoco lo ha hecho cuando hablamos de géneros. Así, hay más hombres usando Internet que mujeres, a nivel global.

foto mujeresSegún el reciente Informe sobre el ‘Desarrollo Mundial 2016 (WDR) del Banco Mundial, Dividendos digitales’, para que las tecnologías digitales beneficien a todos, es preciso eliminar la brecha digital que aún existe, especialmente en lo que respecta al acceso a Internet.

Concretamente, se registra que más de 1.700 millones de mujeres en países de ingresos bajos y medios no son dueñas de teléfonos móviles. Así, tienen, en promedio, un 14% menos de probabilidades de poseer un teléfono móvil que los hombres. Y destaca la diferencia encontrada en México.

Como recoge el Banco Mundial en su página web oficial, unestudio del Centro de Investigaciones Pew, apunta a que los hombres tienen, por un lado, más probabilidad de tener acceso a Internet y, por otro, más posibilidades de poseer un teléfono inteligente.

De los 19 países incluidos en el estudio, México tiene la mayor diferencia entre hombres, puesto que un 44% declaró tener un teléfono inteligente, mientras que solo un 28% de las mujeres declaró lo mismo. Una diferencia de 16 puntos porcentuales. Este asunto preocupa puesto que “la brecha digital en las mujeres tiene muchos aspectos, es un reflejo también del acceso a educación”.  Y es que, como recuerdan desde el Banco Mundial, la Fundación Web establece que el acceso a educación superior vuelve casi inexistente la brecha digital en las mujeres, de acuerdo a un estudio realizado a hombres y mujeres en nueve países en desarrollo, entre ellos, Colombia.

Usar Internet para asuntos útiles

De todos modos, hace falta analizar más profundamente si tener acceso a internet empodera a las mujeres. Y es que, llama la atención que sólo el 21% de las mujeres conectadas buscaron información sobre temas críticos como salud, derechos o transporte. Y solo el 48% de ellas usó las redes sociales para expandir sus contactos laborales.

Un informe de la Fundación colombiana Karisma apunta a que “las mujeres no están utilizando lo suficiente estas tecnologías para capacitarse o para sacar el máximo provecho que la capacidad democrática de la Internet puede brindar para ayudar a organizar y abogar por sus derechos. Esta es una oportunidad perdida”.