Los cobots, rentables en la industria automotriz

¿Por qué los cobots son la opción más rentable para la industria de la automoción?, se le pregunta a Manuel A. Sordo, general manager para Latinoamérica de Universal Robots, quien expone que ya son parte de los elementos clave para que una fábrica consiga la máxima eficiencia y calidad en la producción, gracias a soluciones de vanguardia como los brazos robóticos.

“Las ventajas de la robótica colaborativa aplicada al sector del automóvil son muy numerosas, pero si quieres saber por qué un cobot es la opción más rentable, podemos centrarnos en las siguientes claves: disminución de los costos y aumento de la productividad”, señala.

Asegura que los brazos robóticos para la automoción son capaces de disminuir los costos de producción y de aumentar la productividad, pues reducen los tiempos de producción en la línea de montaje al poder realizar procesos exactos y volúmenes de trabajo predefinidos de una forma uniforme y constante.

“Además garantizan la calidad y eliminan el margen de error. Así, un cobot en el sector automotriz puede identificar de forma objetiva las piezas defectuosas antes de su montaje”, comenta.

 

Compras

Para Sordo, calcular el retorno de inversión realizada con un cobot es sencillo, ya que no habrá que sumarle costos adicionales asociados a la robótica tradicional, como pueden ser la intervención de personal experto o los vallados de seguridad.

“Además, también hay que tener en cuenta los gastos relacionados con los empleados, ya que se trata robots colaborativos que trabajan junto a los operarios y que automatizan procesos como la manipulación manual o tareas repetitivas, que tantos problemas de seguridad y salud generan en sectores como el automotriz. Por todo lo anterior, un cobot ofrece el plazo de amortización más rápido del sector”, asegura.

En cuanto a tema de seguridad e innovación, explica que la robótica colaborativa destaca, ya que mejora la ergonomía y seguridad de los trabajadores evitando las bajas por lesiones.

“Un cobot está especialmente diseñado para trabajar codo con codo con los operarios, por lo que cuenta con pioneros sistemas y sensores de seguridad que le permiten detenerse en caso de choque u obstrucción.

“Además, herramientas de vanguardia como es la visión artificial, están revolucionando industrias como la de la automoción al poder realizar tareas impensables hasta ahora, que inciden especialmente en el control de calidad”, agrega.