Miami, el enlace con América Latina

Miami es considerada como la principal puerta de entrada de las empresas estadounidenses al mercado latino. No es de extrañar. Aunque esté situada en Florida, el 60% de los 6,5 millones de sus habitantes es de habla hispana, brindando una ventaja para los empresarios latinos que busquen mercados extranjeros y la población de la ciudad y sobre todo, de su área metropolitana, va en constante crecimiento de hace unos años.

miami-beachAdemás, su clima y buena localización geográfica (en Estados Unidos pero muy cerca de América Latina), hacen de este un destino atractivo a inversores. Tanto es así que se calcula que entre 1.250 y 1.400 empresas multinacionales tienen sus oficinas centrales en esta ciudad. De hecho, desde países como Colombia hay vuelos muy baratos y fluidos conectando Miami con Bogotá y aloja de cuando en cuando eventos internacionales enfocados en conectar en mundo con el mercado de América Latina.

Por otro lado, un dato muy significativo, de acuerdo con la oficina gubernamental de Administración de Pequeños Negocios en los Estados Unidos, para el fin del año 2015 existirán casi 10 millones de negocios en propiedad de hispanos.  Las aduanas de la ciudad procesan el 40% de las exportaciones que los Estados Unidos realiza a América Latina y al Caribe, siendo los destinos más comunes y principales de estas exportaciones son Brasil, Colombia, Venezuela,República Dominicana y Argentina.

Por este motivo, desde SiliconWeek queremos analizar las ventajas de Miami como destino de inversión.

¿Por qué Miami? Los directivos hablan

Jaime Valles, Partner y socio fundador de Latamkey, una empresa que ha instalado su sede precisamente en la ciudad de Miami afirma que este se trata de “un excelente hub para operar en la region por razones de cercania geografica, acceso a medios de transporte, comunicaciones, y acceso al talento”.

miamiMuchas firmas internacionales escogen la capital de Florida para instalar su oficina cuando deciden entrar al mercado latino en general. Pero también para muchas empresas latinas es beneficioso instalarse en esta ciudad. ¿Por qué? De acuerdo con Valles, cuya empresa ayuda a otras compañías a enfocar su estrategia en el mercado de América Latina, para un región como esta, “la posibilidad de colocar un líder regional en una ciudad como Miami es muy viable”.

Por un lado, las empresas que establecen sus oficinas en el Sur de la Florida tienen mayor facilidad de viajar hacia América Latina y concreta que “eso no quiere decir que no se puede tener una operación regional exitosa en otras ciudades como Dallas o Atlanta, pero la cantidad de tiempo que se pasa viajando es mucha menor. Además, creemos que la oficina debe ser accesible y estar disponible para los clientes claves, por ello, al asesorar empresas gringas que quieren entrar en el mercado latinoamericano, Miami es el lugar más apropiado para hacerlo”.

Por su parte, desde IMS, otra empresa que tiene sus oficinas en la ciudad de Miami, Gastón Taratuta, su fundador y CEO ha explicado a SiliconWeek que  “ tener nuestras oficinas centrales en Miami nos facilita el vínculo entre Latinoamérica, las compañías presentes allí y Silicon Valley, que particularmente está en un momento de expansión y crecimiento hacia el mercado latino”. IMS ayuda a otras empresas a entrar al mercado latino y explica que  aquellas “compañías que quieren ingresar en la región y están situadas en otras latitudes, encuentran más sencillo ubicar a IMS en Miami como sede central que en otro lugar”.

Algunos datos de la economía de Miami y sus retos

Mientras esta ciudad del sur de Estados Unidos, ha ido registrando un importante crecimiento económico en las últimas décadas, también destaca, como fiel reflejo a la comunidad latina que la compone, mucha desigualdad social. No hay que olvidar que el principal reto de América Latina es la gran brecha social existente entre ricos y pobres.

De acuerdo con una información publicada en 2014, el coeficiente Gini de Miami, que mide la desigualdad económica, es el tercero más alto en los Estados Unidos junto con Atlanta y Nueva Orleans. Así, apareció en el informe que el índice de desigualdad es más alto que en Buenos Aires y Río de Janeiro y se parece al de Ciudad de México, aseguró el reporte, y agregó que Miami es también la ciudad “más difícil para que un trabajador de salario bajo pueda ascender”. A pesar de esta información, la capital de Florida no es una de las más peligrosas del país en cuanto a niveles d delincuencia.

En 2004, Miami tenía gran cantidad de familias con unos ingresos  por debajo de la línea de pobreza federal en los Estados Unidos, haciendo de esta la tercera ciudad más pobre de Estados Unidos, detrás de Detroit  y El Paso, Texas. Miami es también una de las pocas ciudades donde el gobierno local se declaró en quiebra, en 2001.

La crisis económica afectó enormemente al mercado de bienes raíces de la ciudad, lo que la llevó a una importante caída de su economía que ahora parece estar en recuperación, contando con menos de un 6% de desempleo entre sus ciudadanos.

Como dato positivo para aquellos que quieran invertir en la ciudad, llama la atención que la Zona Libre de Miami, es la mayor zona comercial privada del mundo, fue fundada en 1997  y tiene en cartera unos 200 clientes internacionales. Asimismo, el centro de la ciudad tiene la mayor concentración de bancos internacionales del país, registrando más de 100.

Las zonas de libre comercio son áreas designadas por las autoridades federales que se consideran, oficialmente, fuera de controles aduanero y de comercio de los Estados Unidos. Para atraer las empresas internacionales constituidas en las zonas de libre comercio, se incluyen la eliminacion de los impuestos aduaneros, el diferimiento y la reducción de costos de seguro, minimizar el cumplimiento normativo y mas operaciones eficientes. Con la afluencia anticipada de buques de carga, que es resultado del ensanchamiento del Canal de Panamá, es muy probable que exista un importante interés en las zonas de libre comercio de Miami. El aumento de las actividades en las zonas de libre comercio generará empleos para los residentes del condado y aumentará la participación local en el comercio internacional.