La otra semana se fusionarían T-Mobile y Sprint

La unión entre las compañías de telecomunicaciones estadunidenses, T-Mobile y Sprint, podría ser oficial la próxima semana.

Tanto T-Mobile como Sprint dieron a conocer su fusión a finales de abril de este año, en un acuerdo valorado en 26 mil millones de dólares. Sin embargo, ha sido pospuesta por varias consideraciones del gobierno de de Estados Unidos, incluyendo una parte de la Comisión Federal de Comunicaciones en septiembre pasado, y sólo hace unos días por un panel de seguridad nacional que investiga la tecnología de la empresa china, Huawei.

Según fuentes consultadas por medios estadunidenses, el gobierno de ese país, mediante el Comité de Inversión Extranjera, quiere que Deutsche Telekom, la matriz de T-Mobile, deje de usar el hardware de Huawei como parte de su infraestructura celular, porque supuestamente el gobierno chino utiliza este equipo para realizar espionaje cibernético. Huawei niega estas suposiciones.

Deutsche Telekom, según CNBC, dijo ayer que revisará sus operaciones en Europa por los asuntos de seguridad relacionadas a las empresas chinas. Softbank, la matriz de Sprint, le dijo el jueves a Nikkei Asian Review que tiene planes de reemplazar su infraestructura 4G desarrollada por Huawei por equipos de Nokia y Ericsson.

La guerra comercial entre Estados Unidos y China complica más el asunto, así como también la reciente detención y posible extradición al país que preside Donald Trump de la CFO de Huawei e hija del fundador de la empresa, de quebrantar las sanciones impuestas por Estados Unidos a Irán.

 

Por la 5G

T-Mobile y Sprint, dos de las operadoras más grandes de telefonía móvil en Estados Unidos, quieren fusionarse, en un acuerdo que se espera revolucione el mercado de telefonía celular estadounidense, dejándolo con tres grandes empresas.

Las transacciones se harían enteramente por acciones. Sprint quedaría valorada en 59 mil millones de dólares, mientras que la empresa combinada tendría un valor estimado de 146 mil millones de dólares.

La nueva empresa será la “única con capacidad de crear una amplia y profunda red de 5G a nivel nacional”, dijo el CEO de T-Mobile, John Legere en un video junto al de Sprint, Marcelo Claure, publicado en su cuenta personal de Twitter.

Las operadoras informaron en un comunicado que preservará el nombre de T-Mobile, tendrá una sede dual y será una “fuerza de cambio positiva en las industrias de red inalámbrica, de video y de banda ancha en Estados Unidos”.

Newsletter
Suscríbase a la newsletter semanal de Siliconweek