Cobots, herramienta para la creatividad

Lejos debe quedar el temor de que los robots colaborativos, mejor conocidos como Cobots, dejen desempleadas a las personas, a menos de que sus trabajos sean monótonos y repetitivos.

De acuerdo con Esben Østergaard, CTO y cofundador de Universal Robots, los cobots “darán a los trabajadores industriales más influencia en la producción”. Para el directivo, los robots son el motivo perfecto para que las personas dejen de trabajar en procesos tediosos y colocarse en espacios donde puedan explotar su creatividad para devolver el “alma” a cada producto creado.

“Los consumidores están cada vez más dispuestos a pagar un alto precio por productos especializados porque quieren sentirse únicos. Una ventaja adicional es que el fabricante puede aumentar el margen de beneficio a pesar de que es cada vez más difícil devolver el “alma” a los productos. De hecho, uno de cada cinco consumidores a escala mundial están dispuestos a pagar un 20% adicional al valor de cualquier producto o servicio que esté personalizado.

“Además, 22% de los consumidores están felices de compartir datos personales a cambio de un servicio al cliente o un producto especial”,  afima Østergaard, luego de señalar que sólo las personas pueden ser creativas y resolver problemas, y mejorar los productos.

“Un ebanista calificado podría ver una pieza de madera y decir: esta será una mesa realmente fina. Un robot no puede hacer eso”, agrega.

 

Más creativos

Como líder de una compañía de fabricación de robots colaborativos industriales, Østergaard cree firmemente que los cobots harán posible la quinta revolución industrial, donde piensa que se podría agregar el valor de la creatividad al proceso que se ha perdido en las cuatro revoluciones anteriores: mecanización, electrificación, automatización.

Reitera que las personas y las industrias pueden implementar y utilizar cobots para generar pasión y devolver el “alma” a sus productos, justo en la fábrica donde se crean y desarrollan.

El cofundador de Universal Robots afirma que los valores en el mundo se han creado a través de la producción industrial, pero el entorno de producción ha asustado a las personas creativas alejándolas de la industria manufacturera. Ahora la nueva generación de robots colaborativos nos permite ver estas máquinas de forma diferente.

“Tenemos que ver a los cobots como herramientas que agilizan el trabajo, ayudan a evitar problemas de salud en los empleados, brindan un ahorro considerable de energía y reducen el desperdicio de materiales en los productos maquilados, pero puede ser el mejor aliado para entregar el plus de la creatividad trabajando codo a codo con las personas”, agrega.

Newsletter
Suscríbase a la newsletter semanal de Siliconweek