Albo cierra ronda de inversión de 7.4 millones de dólares

Empresas

La inversión llega en un momento importante para la compañía, reforzando su estrategia y convirtiéndolo en un jugador clave entre las Fintech que operan en México.

La empresa mexicana que desarrolla productos financieros digitales, Albo, cerró una ronda de inversión Serie A por 7.4 millones de dólares liderada por los fondos Mountain Nazca, Omidyar Network y Greyhound Capital. Este financiamiento llega a Albo en un momento crucial, en el que las Fintech mexicanas se enfrentarán a un importante proceso de regulación.

Ángel Sahagún, fundador de Albo, asegura que desde 2010 ha trabajado en el sector tecnológico, buscando transformar de forma radical la experiencia de los usuarios de servicios financieros, teniendo como objetivo mejorar su calidad de vida al ofrecer servicios que impulsen la educación e inclusión financiera en México.

“Estamos orgullosos de liderar esta ronda de inversión en conjunto con otros fondos reconocidos y experimentados a escala internacional. Albo representa una de las oportunidades con mayor impacto que hemos analizado en el sector Fintech en el país. Nos sentimos muy emocionados con este proyecto y convencidos de que Albo será el challenger bank líder y una solución de impacto para la inclusión financiera en México”, agregó Héctor Sepúlveda, cofundador y managing partner de Mountain Nazca.

Mountain Nazca, Omidyar y Greyhound invirtieron 7.4 millones de dólares junto con otros inversionistas ángeles en Albo, pues aseguran que la firma tiene un gran potencial, y que sus herramientas digitales se han convertido en la mejor opción para recibir, transferir y gastar libremente.

Estos fondos de inversión cuentan con características muy particulares y cada uno tendrá algo importante que aportar a Albo.

Según el Fintech Radar, iniciativa de Finnovista que mapea los ecosistemas en Latinoamérica, en el último año se han creado 125 startups Fintech en México, llegando a 334. El crecimiento del ecosistema registró 40% y, aunque es ligeramente más bajo que el de Argentina, Colombia y Brasil, es importante destacar que el porcentaje se ve compensado con una tasa de mortalidad más baja.

Esto es reflejo de la consolidación que el sector está teniendo en México, con empresas que se encuentran en estados más avanzados de desarrollo que, además de afianzar sus modelos de negocio, buscan ofrecer a sus usuarios nuevos productos y una mejor experiencia.

La ronda de inversión que logró levantar Albo, es un gran ejemplo del crecimiento en el sector y refleja la confianza que los fondos de inversión tienen en el ecosistema mexicano.

A partir de esta inversión, Albo trabajará en aspectos tecnológicos que le permitirán convertirse en una Fintech regulada de acuerdo a la recién publicada Ley Fintech, y que al mismo tiempo le permitirán mejorar significativamente la experiencia de usuario, la seguridad de su plataforma digital y expandir su oferta de productos.