Red Hat apunta a la nube híbrida.

La renovada versión de Red Hat Enterprise Linux contiene varias capacidades nuevas que soportan mejor las tecnologías nativas de la nube.

Red Hat considera la versión 7.6 del sistema operativo de código abierto RHEL como la base para las cargas de trabajo de la nube híbrida. Esa visión se alinea con lo que los ejecutivos de IBM y Red Hat dijeron: “La compañía combinada tendrá una posición dominante en el mercado de la nube híbrida”.

“Red Hat Enterprise Linux 7.6 está diseñado para actuar como base de confianza de las implementaciones de nube híbrida, permitiendo a las organizaciones de TI proveer aplicaciones y servicios con mayor seguridad sin arriesgar la flexibilidad para adoptar conceptos informáticos emergentes, como son las cargas de trabajo y la automatización nativa de la nube.”, aseguró Stefanie Chiras, vicepresidente y gerente general de Red Hat Enterprise Linux.

La nueva versión de Red Hat Enterprise Linux 7 presenta hardware del Módulo de Plataforma Segura (TPM), que proporcionan dos capas de seguridad para la nube híbrida para mantener más seguros los datos de los discos, mejoras pensadas para hacer frente a varios desafíos informáticos, haciendo hincapié en la seguridad y el cumplimiento, la gestión y la automatización, y las innovaciones en contenedores de Linux.

TPM forma parte del cifrado de disco enlazado a la red, que proporciona seguridad en todos los entornos de red. Y el propio TPM es una capacidad local que vincula los discos a sistemas físicos específicos.

Mas beneficios

Otra adición a RHEL 7.6 es una mejora que simplifica la configuración de medidas de contraintrusión, que brinda a los administradores una mayor visibilidad de esta función y facilita la administración de firewalls.

RHEL 7.6 también es compatible con los roles de sistema Enterprise Linux, una colección de módulos Ansible que proporcionan una forma más consistente de automatizar y administrar de forma remota las implementaciones de Enterprise Linux. Cada módulo tiene un flujo de trabajo automatizado para manejar tareas rutinarias y complejas que surgen como parte de la administración diaria de Linux.

Este nivel de automatización tiene como objetivo reducir el error humano de estas tareas, y liberar a los administradores de TI para que se centren en agregar valor a proyectos más importantes.

Por último, RHEL 7.6 trabaja con el kit de herramientas de contenedores livianos de la compañía, que está compuesto por Buildah, Skopeo, CRI-O y Podman. Podman, la última incorporación al kit de herramientas, permite a los usuarios ejecutar contenedores y grupos de contenedores desde una interfaz de línea de comandos.

Newsletter
Suscríbase a la newsletter semanal de Siliconweek