Microsoft dona 1,5 millones para ONG de América Latina

Microsoft ha anunciado la donacion de 1,5 millones de dólares en donaciones para organizaciones sin fines de lucro en Latinoamérica, en el marco del programa YouthSpark de Microsoft.

logo_microsoftEntre otros, la Fundación Marina Orth de Colombia recibirá fondos. Esta se dedica a ofrecer oportunidades de educación, empleo y emprendimiento para jóvenes de escasos recursos.

Jennifer Brooks, directora regional del área de Ciudadanía Corporativa en Microsoft Latinoamérica, ha declarado que el objetivo es dar un impulso a los jóvenes de la región que enfrentan grandes desafíos, teniendo en cuenta que “el 50% de ellos no finaliza la escuela secundaria, o que su desempleo duplica el de los adultos”.

Entre las organizaciones sin fines de lucro beneficiadas en 2016, se destacan la Fundación para las Américas –Trust for the Americas– y el Comité para la Democratización Informática (CDI) a través de una alianza regional que impacta a varios países con organizaciones locales de base que actúan sobre estas prioridades en Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México y Perú.

Asimismo, otras organizaciones locales como Cilsa y Empre.ar en Argentina; ATN en Brasil; Innovacien en Chile; Fundación Marina Orth en Colombia; SERAJ, ProAcceso y Codeando en México; Laboratoria en Perú, y Fundación A Ganar en Uruguay, son aliadas de Microsoft en tal misión.

Explican los voceros de esta iniciativa de Microsoft que “en América Latina, el 54% de la población ya tiene acceso a los smartphones”. En este sentido, Rodrigo Baggio, fundador y presidente del Comité para la Democratización de la Informática (CDI) afirmó que “en alianza con Microsoft, el CDI ha capacitado e inspirado una nueva generación de agentes de transformación en la región que han impactado positivamente sus comunidades, escuelas y bibliotecas”.

Estas donaciones se realizan anualmente dentro del programa global de Microsoft YouthSpark, a través del cual este año se renovó el compromiso de destinar 75 millones de dólares en inversiones comunitarias a lo largo de los próximos tres años.