7 de cada 10 smartphones que se venden en Argentina son LTE

Según los datos revelados por la organización 5G Americas en base a un informe de Counterpoint Research, durante el cuarto trimestre de 2015 el 70% de los smartphones comercializados en Argentina estaban preparados para la tecnología LTE.

Ese dato implica que frente a los datos obtenidos en el último trimestre de 2014, cuando la tecnología LTE solo estaba presente en un 13% de los nuevos smartphones, se ha producido un incremento del 1.600 por ciento, lo que demuestra que esa tecnología de datos móviles está inmersa en un boom en el país latinoamericano.

Por otra parte 5G Americas destaca que en Argentina los móviles que venden los fabricantes son ensamblados en Tierra del Fuego, y añade el dato de que un 98% de los teléfonos vendidos en el país entre octubre y diciembre de 2015 fueron smartphones, lo que implica que los terminales tradicionales tienen una presencia casi inapreciable.

José Otero, Director de 5G Americas para América Latina y el Caribe, expone que “el crecimiento en el despacho de smartphones LTE da cuenta de la importante demanda que existe en el mercado argentino por servicios de banda ancha móvil de alta velocidad, y es a su vez correlato del gran crecimiento que ha experimentado este mercado en términos de líneas LTE desde el lanzamiento de la tecnología por parte de los operadores”.

El directivo añade que “es importante remarcar que la disponibilidad de terminales a precios accesibles para la población es fundamental para generar las condiciones que permitan el acceso de las personas a la conectividad móvil”.

Además, recuerda que toda iniciativa tendiente a facilitar el acceso de equipos a bajo costo es positiva para el desarrollo de la banda ancha móvil y para contribuir a la disminución de la brecha digital”, en referencia a los recientes planes de canje de terminales anunciados por el gobierno de Macri.

Por otra parte desde la consultora Counterpoint Research comentan que, “además de la demanda por dispositivos móviles, la flexibilización de condiciones para importar componentes para ensamblar los smartphones ha sido un factor clave en el crecimiento de este mercado”.