VPS, opción dedicada al mejor precio

RedesSoftware

Los servidores dedicados virtuales siguen siendo una opción muy válida para muchos usos. Ofrecen las ventajas de un servidor dedicado en cuanto a personalización y gestión, pero con precios competitivos y una gran facilidad de puesta en marcha. [Publirreportaje]

Existen diferentes soluciones de hosting. Desde las opciones de hosting compartido, donde nuestro sitio web se hospeda en un gran clúster de servidores junto a otros miles de sitios web, hasta las soluciones totalmente dedicadas como los servidores dedicados cuyo hardware, recursos y conexión se dedica al 100% a nuestro proyecto online.

Entre todas estas soluciones hay alternativas muy interesantes, concretamente en el campo de las máquinas virtuales. Estas soluciones virtualizadas, en la práctica, no son más que un servidor dedicado que podemos configurar con el sistema operativo de nuestra elección y administrar según nuestras necesidades. A nivel lógico, estas máquinas se ejecutan bajo un hypervisor de virtualización y sobre hardware real que puede ser un único servidor, o un gran clúster de servidores sobre el que se ejecuten múltiples máquinas virtuales de manera simultánea.

vps_1 ok
Los servidores VPS son máquinas virtuales gestionadas por un hypervisor, y ejecutadas sobre un servidor físico que es el encargado de gestionar todos sus recursos.

El primer escenario, el de un servidor dedicado ejecutando múltiples máquinas virtuales, es el de los VPS que estamos tratando. El segundo de los casos, el del clúster de servidores, es el que se utiliza para las soluciones de Cloud Computing que tan de moda están hoy por hoy. En esta clase de entornos las máquinas virtuales pueden incrementar sus recursos dinámicamente, y ofrecen una larga lista de posibilidades para desplegar una infraestructura de servidores tan compleja como necesitemos.

La fiabilidad y rendimiento de un VPS depende directamente de la empresa de hosting que hayamos elegido, por lo que es muy importante elegir a alguna compañía líder que nos garantice, no solo precios competitivos, sino una calidad de servicio de excelente nivel. La razón es que sobre un mismo servidor dedicado se pueden ejecutar unas pocas máquinas virtuales, o unas docenas de ellas. Es el proveedor el que marca los límites, y el cliente el que notará la diferencia. Por mucho que nos garanticen una determinada cantidad de RAM o espacio en disco, si un servidor físico ha de manejar un número demasiado elevado de VPS, o alguno de los clientes abusa de su VPS a nivel de rendimiento, se afectará al resto de clientes que tengan su VPS sobre la misma máquina virtual.

IBM System x3650
Existe una gran diferencia entre proveedores en las prestaciones y calidad de servicio de los VPS. Sobre un mismo servidor físico se pueden ejecutar unas pocas máquinas virtuales, o docenas de ellas con un rendimiento pésimo.

¿Elijo VPS o un Servidor Dedicado?

En otros artículos ya hemos tratado esta gran pregunta. Pero centrándonos en el caso concreto del VPS, esta clase de soluciones dedicadas son ideales si:

– Necesitamos hospedaje dedicado y no requerimos un elevado nivel de rendimiento: Por ejemplo, es ideal para cargar páginas web con necesidades de configuración específicas o plataformas que requieran instalación desde la línea de comandos. En estos casos tendremos todas las ventajas de un servidor dedicado donde podemos hacer cualquier cosa que necesitemos, pero a un precio inferior que suele ser de un 20-30% de lo que nos costaría cualquier servidor económico.

– Necesitamos un entorno de pruebas: Si trabajamos en desarrollo web, aplicaciones, sistemas de bases de datos, etc. un VPS es perfecto para nuestras necesidades. Podemos instalar cualquier entorno que necesitemos, jugar con nuestros desarrollo y todo ello a un costo ínfimo comparado con un servidor dedicado.

Entre los aspectos a tener en cuenta en un VPS, quizá el punto más delicado sea el rendimiento. Por la tecnología en que están basados, y sobre todo por orientación comercial, es un tipo de solución que busca ofrecer las ventajas de un servidor dedicado al precio más ajustado posible. Esto hace que las configuraciones estén limitadas, y aunque en el caso de los modelos más potentes probablemente tengamos rendimiento suficiente para manejar proyectos de nivel medio, no tendremos posibilidades para crecer en caso de que lo necesitemos ni por RAM, ni por espacio en disco. En estos casos tendríamos que contratar un VPS de nivel superior, y migrar todos los datos y aplicaciones del anterior al nuevo.

Si queremos disponer de una solución virtualizada, pero capaz de incrementar sus recursos cuando lo necesitemos de manera dinámica (sin cambiar de servidor), la solución es un entorno Cloud, aunque en este caso los precios son superiores al de los VPS.

vps_3 ok
Un VPS con su sistema operativo (Linux o Windows) y los servicios adecuados, como un panel Plesk, ofrece exactamente las mismas posibilidades que un servidor dedicado a menor precio.

Ventajas del VPS

Centrándonos en los puntos fuertes de los VPS, y dejando de lado su precio bajo que ya hemos recalcado, quizá lo más atractivo sea la sencillez que aporta a la hora de hacer copias de seguridad y restauraciones. Como trabajamos con máquinas virtuales, para hacer copias de seguridad muchos proveedores ofrecen la posibilidad de crear puntos de restauración o copias exactas de la máquina completa que pueden ser restauradas en cuestión de un par de clics. De la misma forma, si utilizamos el VPS como un entorno de pruebas y necesitamos reinstalar frecuentemente el sistema operativo, e incluso cambiar de uno a otro (p.ej. de Windows a Linux), los proveedores ofrecen la posibilidad de ordenar una reinstalación del VPS en unos pocos clics y de manera totalmente automática. Como estas instalaciones están basadas en plantillas creadas por los proveedores, solo es cuestión de minutos que tengamos el mismo VPS totalmente reinstalado y listo para volver a usarlo.

Aparte de esto, los reinicios se pueden realizar en cuestión de segundos y, sobre todo, nos abstraemos de toda la capa hardware que maneja nuestra máquina virtual. Así, si el hardware tiene cualquier problema, basta que lo arreglen o muevan los VPS a otro servidor, y seguiremos funcionando exactamente igual que antes sin necesidad de realizar ninguna intervención o reconfiguración adicional.

Por último, la instalación y puesta en marcha de un servidor virtual suele ser cuestión de minutos. Al tratarse de un proceso que los proveedores de cierto nivel tienen totalmente automatizado, una vez contratado el producto se provisiona la máquina virtual en alguno de los servidores físicos disponibles, y se nos entregan los datos de acceso en cuestión de minutos.

Elegir un VPS

Llegados al punto de elegir un VPS, como ya comentábamos anteriormente, es clave optar por un proveedor de prestigio que nos garantice un rendimiento y calidad de servicio. Uno de estos proveedores destacados es 1&1, uno de los principales proveedores a nivel global, y con un conocimiento del negocio e infraestructuras de primer nivel. Entre su oferta de VPS encontramos tres variantes claramente diferenciadas por los recursos que nos ofrece, y con precios que parten desde los $190/mes.

Así tenemos el Servidor Virtual L, con 1 Gbyte de RAM garantizada (2 Gbytes dinámicos) y 50 Gbytes de espacio en disco, el Servidor Virtual XL con 2 Gbytes de RAM garantizada (4 Gbytes dinámicos) y 100 Gbytes de disco, o el Servidor Virtual XXL con 4 Gbytes de RAM garantizada (8 Gbytes dinámicos) y 200 Gbytes de disco. Todos ellos con opción de ser instalados al mismo precio bajo Windows o las diferentes distribuciones de Linux, y con opción de instalar en panel Plesk 12 de Parallels para la administración de dominios y sitios web.

En el caso de la oferta de 1&1, probablemente la opción más equilibrada por precio y rendimiento sea el Servidor Virtual XL, apto para sitios de tráfico medio o necesidades de procesamiento intermedias. El L básicamente es apto para proyectos web muy pequeños o entornos de pruebas donde el rendimiento sea secundario, mientras que el XXL se acerca mucho al precio de un servidor dedicado puro y duro con un mayor nivel de rendimiento.

vps_4 ok
En el caso de 1&1 tendremos tres niveles de VPS para elegir atendiendo a su configuración. La solución más equilibrada por precio y prestaciones es la XL.
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor