Ciberseguridad: celulares, nube e IoT, los objetivos

Gestión la seguridadSeguridad

“Vale la pena recordar que la tecnología cloud y la infraestructura que la soporta es relativamente nueva y en constante evolución, y que aún existen vulnerabilidades que proporcionan backdoors”, dicen expertos en ciberseguridad.

Los celulares, la nube y los objetos conectados del Internet de las Cosas, son los principales objetivos de los cibercriminales en 2018, de acuerdo con la firma Check Point, que ha presentado sus predicciones de ciberseguridad para el año que viene. Según explican, cada vez que aparece una herramienta y tecnología en los entornos TI de las empresas aparecen nuevas vulnerabilidade, que los delincuentes aprovechan “para hacer dinero de manera ilegal y crear caos, miedo, incertidumbre y dudas”. 

iot-internet-de-las-cosasHemos vivido un 2017 en el que las compañías se han tenido que enfrentar a un aumento sin precedentes en el volumen de asaltos contra sus endpoints y sus redes. El porcentaje de ataques avanzados y con malware desconocido ha seguido creciendo, lo que ha hecho que la seguridad avanzada sea una necesidad vital para mantener a las corporaciones protegidas contra los cibercriminales, tal y como indica un comunicado de prensa de los voceros de la firma en España.

Además de contar con tecnologías de prevención y extracción de amenazas avanzadas, las organizaciones deben concienciar y educar a sus trabajadores, puesto que, como comenta Mario García, director general de Check Point para España y Portugal, : “un empleado sin formación es uno de los puntos más débiles de la empresa, y se convierte en una puerta de acceso para los ciberdelincuentes. Es necesario que las compañías inviertan recursos en formación como parte de la estrategia de seguridad”.

La informática sin servidores y el almacenamiento de datos en la nube es cada vez más común en todos los negocios. Sin embargo, vale la pena recordar que la tecnología cloud y la infraestructura que la soporta es relativamente nueva y en constante evolución, y que aún existen vulnerabilidades que proporcionan backdoors para que los ciberdelincuentes accedan a los archivos de las empresas y se extiendan rápidamente a través de las redes.

“Los dispositivos móviles forman parte de los entornos TI de las empresas de todo el mundo, aunque su seguridad aún es una asignatura pendiente. Seguiremos descubriendo fallos en los sistemas operativos de smartphones y tablets que ponen de relieve la necesidad de que las organizaciones adopten un enfoque más serio contra el malware, el spyware y otros ciberataques contra estos terminales”, dicen desde la firma experta en ciberseguridad ue recuerda que el malware móvil seguirá proliferando, especialmente el bancario.

En cuanto al Internet de las Cosas, a medida que se integren más dispositivos inteligentes en las empresas, las organizaciones tendrán que empezar a implementar políticas de ciberseguridad de mayor calidad.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor