¿Qué impacto tienen las políticas de espectro en servicios móviles en Latam?

Gestión de redesOperadorasProyectosRedesSector Público

Recuerda la GSMA que, en América Latina, los precios del espectro, son casi el doble de los europeos, lo que supone una importante presión financiera sobre la industria y afecta el despliegue de redes de próxima generación.

La GSMA (asociación global del ecosistema móvil) lanzó su nuevo informe, ‘Eficacia en la fijación de los precios del espectro en América Latina: políticas que fomenten una mejor calidad y mayor asequibilidad de los servicios móviles’. El reporte destaca que las políticas de espectro en América Latina afectan la calidad de los servicios móviles para los usuarios de toda la región.

GSMAEl nuevo estudio analiza las tendencias en la fijación de precios del espectro en 15 países latinoamericanos y subraya cómo las decisiones de los reguladores sobre la fijación de precios pueden tener un impacto negativo en la calidad y el costo de los servicios de banda ancha móvil. Si bien las subastas siguen siendo un medio efectivo para la adjudicación del espectro, los reguladores deben adoptar políticas de espectro focalizadas en maximizar los beneficios a largo plazo para la sociedad, en lugar de aumentar el costo del espectro para obtener ganancias a corto plazo.

Recuerda el informe que en América Latina, los precios excesivos del espectro, que son casi el doble de los europeos, ejercen una importante presión financiera sobre la industria que afecta el despliegue de redes de próxima generación.  Según el reporte, los altos precios de las bandas de espectro para brindar capacidad, resultantes de las subastas, no son consecuencia de las fuerzas del mercado sino que se deben, principalmente, a decisiones políticas, donde los reguladores fijan un elevado precio de reserva. Este enfoque ha generado que se inflen los precios en la región, que son casi un 60% más altos que en Europa. 
 
“Los países latinoamericanos que no ponen espectro a disposición para redes de 4G y 5G e inflan los precios de manera artificial impiden el desarrollo de sus economías digitales, demoran el cierre de la brecha digital y perjudican a los usuarios”, comentó Sebastián Cabello, Director Regional de la GSMA para América Latina. “Los operadores móviles necesitan tener acceso equitativo a suficiente espectro radioeléctrico para prestar servicios de banda ancha móvil asequibles y de alta calidad. Los gobiernos y los reguladores deben adoptar políticas que sustenten esta premisa para fomentar el crecimiento de sus economías digitales locales”, agregó.

Otro problema es que, además de los altos precios, “la cantidad de espectro asignado a los operadores móviles aún se ubica muy por debajo de los mercados de Asia, Europa y América del Norte y, como resultado, las subastas de espectro en América Latina a menudo se realizan en un entorno de incertidumbre y escasez de este. La disponibilidad futura de frecuencias obliga a los operadores móviles a aceptar estos precios más altos para garantizar competitividad a largo plazo en sus respectivos mercados”. 

VOTO smartphones USUARIO USUARIA SMARTPHONEEn opinión del líder de la organización, “los países de América Latina deben establecer políticas que fomenten el desarrollo de redes de próxima generación y brinden a los usuarios acceso asequible a los servicios móviles”, continuó Cabello.

El informe confirma el vínculo entre el gasto total en el espectro y el precio de los datos, sosteniendo que una reducción en los costos del espectro tendría un impacto positivo en la adopción de servicios para consumidores y empresas. Asimismo, sugiere que los altos costos también podrían impedir la aplicación de incentivos para la competencia de precios. Entre otros problemas, podemos mencionar precios de reserva altos, derechos anuales de licencia, plazos de licencias cortos, obligaciones de cobertura inadecuadas e incertidumbre acerca de las renovaciones y las nuevas adjudicaciones.  

Consejos para mejores prácticas en políticas de fijación de precios del espectro

El reporte alienta a los gobiernos y reguladores latinoamericanos a evaluar el impacto que tienen sus políticas sobre el precio y la disponibilidad del espectro, en particular debido a que las redes 4G y 5G requieren cada vez más cantidad de espectro. Las políticas adecuadas mejorarán el acceso a la banda ancha, al mismo tiempo que ofrecerán beneficios a la sociedad, como cerrar la brecha digital y fomentar el crecimiento de la economía digital.

Específicamente, el informe plantea las siguientes recomendaciones de políticas fundamentales:   Establecer precios de reserva modestos por debajo del valor de mercado esperado y garantizar que los derechos anuales no sean prohibitivos;  Ofrecer espectro al mercado en forma oportuna, proporcionar a los operadores una hoja de ruta sobre la disponibilidad y la liberación de espectro en el futuro para que conozcan los requerimientos con anticipación; Evitar condiciones de licencia onerosas, garantizando que los plazos de las licencias sean lo suficientemente largos y que los oferentes tengan garantías de renovación adecuadas para poder obtener un nivel suficiente de retorno sobre las inversiones realizadas en la infraestructura de red;  Adoptar las mejores prácticas en cuanto al diseño de las adjudicaciones que prioricen la eficiencia y no los ingresos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor