Chile lidera la innovación en Latam, pero falta mejorar

CienciaInnovación

Los expertos advierten que la innovación puede ayudar a mejorar las economías y encuentran que los países en desarrollo no invierten en este aspecto.

De acuerdo con el Índice Mundial de Innovación 2017, elaborado conjuntamente por la Universidad Cornell /EEUU), la escuela de negocios INSEAD y la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), ninguno de los países de América Latina figura entre los 25 primeros del mundo en dicho informe y es que hay que esperar hasta la posición 46 para encontrar a uno de los países de la región: Chile.

innovaciónDice el estudio que “en lo que respecta a innovación, América Latina no ha cambiado mucho en los últimos años”. El puesto más alto de la clasificación, que analiza la situación mundial, lo ocupa Chile (el 46), seguido de Costa Rica (53) y México (58).  Si vemos el ranking global, Por séptimo año consecutivo, Suiza vuelve a encabezar la clasificación mundial. Le siguen Suecia, Países Bajos, Estados Unidos, Reino Unido, Dinamarca, Singapur y Finlandia.

La lista evalúa cada año la situación de 130 economías, teniendo en cuenta una docena de parámetros como el gasto en educación , los niveles de inversión en desarrollo y la presentación de solicitudes de patente, entre otros. Francis Gurry, director general de la OMPI explica que se mide la “innovación con base en las instituciones, el capital humano y la investigación, las infraestructuras, las relaciones, la creación de conocimiento y la creatividad”.

En el Índice Mundial de Innovación, del que este año se publica su décima edición, se señala que sigue habiendo un desfase en la capacidad innovadora entre países desarrollados y países en desarrollo y se observa  que es mediocre el índice de progresión en actividades de investigación y desarrollo, tanto a nivel estatal como de las empresas.

Innovación en agricultura

El tema del Índice Mundial de Innovación 2017 es “La innovación alimenta al mundo”, y está centrado en las innovaciones en la agricultura y los sistemas alimentarios.  En los próximos decenios, el sector agrícola y alimentario deberá hacer frente a un auge enorme de la demanda mundial y a una competencia creciente en relación con los limitados recursos naturales.  Además, tendrá que adaptarse al cambio climático y contribuir a mitigarlo.

Dice el informe que la innovación es fundamental para apoyar el crecimiento de la productividad que se exige para responder a esa demanda creciente y contribuir a perfeccionar las redes que integran la producción, el procesamiento, la distribución, el consumo y la gestión de deshechos sostenibles en la alimentación, es decir, los sistemas alimentarios.

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor