¿Por qué invertir en Chile?

Empresas

De la mano del experto Italo Torrese, SiliconWeek analiza el mercado chileno actual como destino de inversión para las empresas extranjeras.

Panorama del mercado chileno

Chile es la economía emergente mejor evaluada de la región latinoamericana, mostrando un crecimiento económico sostenido, avances en el desarrollo social, estabilidad política y es un país que destaca porque en el año 2010 Chile fue la primera nación sudamericana incorporada como miembro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Chile_banderasLa economía de Chile es la quinta mayor economía de América Latina en términos de producto interno bruto (PIB) nominal, y la séptima en cuanto al PIB a precios de paridad de poder adquisitivo (PPA). Chile posee la renta per cápita más elevada de América y pertenece a la categoría de países de ingresos altos según el Banco Mundial.

En cuanto a importaciones, en la región de América Latina, donde muchos gobiernos actuales quieren cuidar qué empresas de fueran llegan a invertir para no perder su soberanía, Chile es, junto con Colombia y Perú, dentro de Sudamérica, las que muestran políticas más neoliberales en términos económicos y tienen las puertas más abiertas a la inversión extranjera. El golpe militar de 1973 llevó al país a una economía de libre mercado y esta política ha sido continuada por los diversos gobiernos democráticos desde que el 1990.

De acuerdo con cifras presentadas por la UNCTAD, en su Informe Mundial de Inversiones 2013, el organismo ubicó a Chile como el undécimo receptor de inversión extranjera directa durante 2012. El país, que totalizó la cifra récord de 30.323 millones de dólares por concepto de inversión extranjera directa, y se ubicó por segundo año consecutivo en el Top 20 de las economías que más inversión extranjera recibieron, subiendo del puesto 17 que ocupó en 2011, al lugar 11, tal y como recogen desde el Comité de Inversiones Extranjeras de Chile.

Italo Torrese, experto en el mercado chileno, explica que sobre este mercado, que detaca “la seriedad de una economía en equilibrio por 3 décadas. La trayectoria de Chile con empresas multinacionales que invierten en el país, no deja dudas de que se respeta el marco legal y las reglas de juego”. El experto trabaja desde hace dos años en  Latin America Invest, donde es Director Ejecutivo de la oficina en Miami. La empresa se dedica a manejar inversiones de empresas y personas naturales en diferentes mercados como Peru, Chile, Paraguay, Bolivia, Uruguay, Argentina, Panama, Puerto Rico, Mexico y Estados Unidos.

Ventajas al inversor externo

Además de todas las características nombradas, que muestran un país estable y creciente, hay ventajas específicas para todo aquel que desee llegar a Chile a invertir o montar su empresa. Por un lado, recuerda Italo Torrese que “existe el Comité de Inversiones Extranjeras que monitorean desde el gobierno el flujo de inversiones desde el exterior con rigurosidad y cumplimiento de los distintos regímenes para cada tipo de inversión extranjera”.

Por su parte, dicen desde el Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile que este “es un país abierto al mundo que promueve el libre comercio y busca activamente acuerdos con otros países y bloques comerciales”. De hecho recuerdan desde el organismo que “en la actualidad, hay más de cuatro mil empresas extranjeras operando en Chile” y “los sectores que han recibido la mayor IED son Minería; Electricidad, gas y agua; Servicios Financieros y Comunicaciones”.

En los últimos diez años ha desarrollado una creciente red de acuerdos comerciales con Bolivia, Brunei, Canadá, Centroamérica, China, Colombia, Corea del Sur, Cuba, Ecuador, Estados Unidos, India, Islandia, Liechtenstein, MERCOSUR, México, Noruega, Nueva Zelanda, Panamá, Perú , Singapur, Suiza, Unión Europea y Venezuela. Además, en marzo del 2007, Chile firmó un Tratado de Libre Comercio con Japón. Más del 76% de los envíos chilenos se dirigen a estos mercados, los que representan el 87% del PIB mundial. Además, cuenta con acuerdos comerciales firmados con la mayoría de los países de Latinoamérica, permiten a Chile acceder de forma privilegiada a un mercado de 3.800 millones de habitantes en el mundo, lo que convierte al país en un puente natural entre América Latina y Asia Pacífico.

La mayoría de las exportaciones chilenas van para China y Estados Unidos que también son los países a los que más se les compra. Además destaca que Chile tiene acuerdos con varios países para la rebaja de aranceles.

Montar una empresa en el país

Explica Italo Torrese que el país ha estado trabajando para, precisamente, facilitar la llegada d capital y la apertura de nuevas empresas. Por un lado,“la creación de una empresa en Chile se puede hacer en 48 horas, con las habilitaciones y permisos de rigor, para operar en el mercado en que decida incursionar el inversor”.

chile-santiagoPor otro lado, el sistema tributario sufrió una reciente modificación en el 2014. En tercer lugar, añade Torrese, la baja inflación permite tener un sistema de precios relativos sustentables y estables para definir estructuras de costos y planes de negocios. Cuarto, el PBI siempre ha estado en crecimiento y tiene perspectivas de crecer más pues sus recursos humanos, naturales y económicos, pueden generar aún más riqueza y bienes y servicios Finalmente, su sistema político se ha consolidado a lo largo de casi 25 años de democracia plural y con alternancia en el poder.

Además se puede agregar, de acuerdo con el experto, que existen recursos naturales que aún no se han explotado y que requieren de una previa regulación para poder generar riqueza futura y que Chile cuenta con un nivel de profesionales y personal capacitado muy por encima del promedio de la región, llegando inclusive a exportar gerentes y profesionales especializados en muchos sectores económicos.

No perder el sector de las telecomunicaciones chilenas de vista

El experto Italo Torrese recomienda al inversor extranjero que se fije en el sector de las telecomunicaciones puesto que “Chile es uno de los países pioneros en la región que fomenta la iniciativa privada en el desarrollo de este sector en el país” Y explica que ya desde el año 1990 empezó por reducir la regulación a esta industria.

chile_digital1Y añade Torrese que “actualmente el gobierno de Chile tiene el desafío de convertir a la nación en ‘Chile Digital’, lo que involucra al gobierno, sector académico e iniciativa privada”.

Añade el experto que “las empresas TIC se han ido instalando en Chile desde 1992 logrando importantes avances a nivel académico interconectando escuelas públicas a través de una red de área amplia para poner al alcance de los estudiantes aplicaciones computarizadas”.
Otro avance importante que está llevando a cabo Chile y donde hay una importante oportunidad de mercadi, dice el experto, “es interconectar poblaciones rurales y marginales”.

Desventajas a tener en cuenta

Hay dos asuntos que podría echar para atrás al inversor extranjero que piensa en Chile como destino de sus inversiones. Uno es que su situación geográfica hacen de este un país muy vulnerable a terremotos y a tsunamis. Otra es que el coste de vida es alto, en muchos asuntos, a niveles de Europa.

Sin embargo, Italo Torrese quiere calmar los ánimos con respecto al primer punto y aclara que aunque “Chile es uno de los países más sísmicos del mundo”, “a lo largo de los años, la población y las autoridades han dado pasos importantes para mitigar y minimizar las consecuencias de desastres naturales”.

Otro problema que podría afectar al país en un corto periodo de tiempo es que en America Latina se ha visto en los últimos años una contracción del consumo, como explica el experto Italo Torrese que añade que “el precio de los minerales con tendencia a la baja, el dólar revaluándose y una sensación de incertidumbre cada vez más alta” afectan a la región, igual que sucede a nivel global. “Sin embargo”, aclara Torrese que “dentro de este contexto hay economías que están muy afectadas (Argentina y Venezuela) y otras que están aprovechando esta crisis para continuar creciendo y una de ella es la economía Chilena”.

Sobe esto, explica Torrese que “aún hay mucho camino por recorrer para alcanzar el nivel de una economía desarrollada, que reduzca su dependencia a la exportación de materias primas”. En ese sentido, añade, “se está trabajando en lograr a través de permisos ambientales que el Mercado privado generador de energía pueda mejorar la matriz energética de generación y distribución”.

Otro asunto a tener en cuenta es que, la diferencia social y el alto coste de la educación chilena (también los centros públicos) hacen que haya menos personas que puedan acceder a una beuna educación y desarrollar así sus aptitudes, lo que reduce el talento humano del país. Algo muy típico de toda la región. Dice Italo Torrese al respecto que “ se debe continuar elevando el nivel técnico y profesional para que puedan encarar los proyectos que permitan avanzar al país. Finalmente también se está trabajando con responsabilidad para reducir la brecha social y que el desarrollo llegue a más personas dentro de la sociedad chilena”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor