El spin-off del software de HPE cierra 6 años de polémica en la empresa

Adquisiciones y FusionesEmpresas

HPE centrará su labor en las soluciones y los productos de centros de datos. Analizamos la tryectoria de este gigante TIC de los últimos años.

Hewlett Packard Enterprise ha completado el spin-off de su negocio de software, un gesto que cierra la historia de aquella compra que realizó en el año 2011 de la firma británica Autonomy y que resultó ser un gran fiasco. Por otro lado, se reduce, de este modo, el enfoque de la marca, que ahora centrará su actividad de software y de hardware a los centros de datos.

hpe Concretamente, recuerda Reuters, el negocio de software empresarial, que incluye las soluciones de la plataforma de seguridad ArcSight, se han fusionado con Micro Focus International Plc, una compañía británica de software. HPE se formó cuando la compañía, una vez conocida como Hewlett-Packard, se dividió en HPE y HP Inc, en noviembre de 2015.

HPE pretende atender específicamente a los clientes que usan, tanto en sus propias instalaciones, como los que usan la nube, de acuerdo con las palabras de Ric Lewis, vicepresidente senior del grupo de software de cloud de HPE. Además, con este spin off tenemos que Chris Hsu, que anteriormente era director de operaciones de HPE, ha asumido el cargo de CEO de Micro Focus.

Escándalos y mentiras de Autonomy

HP se gastó en Autonomy 11.000 millones hace ya seis años, en un esfuerzo para transformar a HP en un líder de software empresarial, en un momento en que las ventas de computadores caían, mientras las de tablets subían (y en este sector, el gigante estadounidense no había conseguido hacerse fuerte) y el software, con el manejo de los Big Data, era (y es) el mercado en el que asegurarse un futuro dentro de la industria de las tecnologías de la información.

hpe-logoSin embargo, a finales de 2012, con Autonomy ya integrada en su negocio, HP anunciaba unas pérdidas netas de 12.650 millones de dólares durante su último ejercicio fiscal. La mayor parte de esta abultada cantidad (8.800 millones) se debió a una provisión inesperada que tuvo que afrontar la compañía tras conocer las irregularidades contables llevadas a cabo por la compañía británica ya adquirida.

Como recordaron en ese momento los voceros de la firma compradora, Autonomy infló deliberadamente sus cuentas en torno a los 5.300 millones de dólares, engañando no solamente a HP, sino también a sus accionistas. “Parece que se trata de un esfuerzo deliberado por parte de algunos ex empleados de Autonomy de inflar las cifras financieras de la empresa con el fin de inducir a error a potenciales compradores e inversionistas, lo que impacto finalmente en el acuerdo alcanzado con ellos”, explicó Hewlett-Packard en un comunicado que presentó al mostrar unos resultados financieros poco favorables, en 2012.

Ese 2012 fue además un momento clave de reestructuración: en mayo Hewlett-Packard anunció la reducción de su plantilla en 27.000 trabajadores o, aproximadamente el 8% de su fuerza laboral global, en un plazo de dos años. El objetivo era ahorrar entre 3.000 y 3.500 millones de dólares para destinarlos a otros cometidos, como unas exigentes tareas de investigación y desarrollo, como publicó SiliconWeek en ese momento.

HP despidió a Leo Apotheker, quien había sido su director ejecutivo , y más tarde demandó a Michael Lynch y Sushovan Hussain, los directores financieros de Autonomy. El caso legal en curso sigue siendo responsabilidad de HPE, dijo la compañía.

Planes de futuro

El grupo de software Micro Focus se ha convertido en la mayor empresa de tecnología en el Reino Unido después de completar oficialmente la adquisición de 8.000 millones de dólares del negocio de software de Hewlett Packard Enterprise. Los accionistas de HPE ahora poseen un 50,1% del grupo combinado. El acuerdo prevé que Chris Hsu, que dirigió el negocio de HPE Software, asumirá el cargo de director ejecutivo de Micro Focus, aunque el presidente ejecutivo Kevin Loosemore seguirá teniendo un papel práctico en la actividad.

Por su parte, HPE centrará su labor en las soluciones y los productos de centros de datos. “El desafío ahora para HPE será crear rápidamente un nuevo software para entornos de centros de datos mixtos”, ha explicado Tom Bittman, analista de Gartner: “Ellos tienen el hardware, tienen la red, pero el software es clave aquí, y para ello tienen que presionar duro”, explicó el analista.

Por el momento, publica Fortune, que las acciones del gigante de Estados Unidos aumentaron al momento de concluirse esta fusión. De todos modos, la empresa ha dicho que la mejora de acciones continuada está más relacionada con los dos spin offs que hizo este año. No hay que olvidar que a comienzos de 2017, HPE anunció la compra de Simplivit, firma que ofrece hardware para el centro de dato, y por valor de 650 millones de dólares. En marzo, se hizo con Nimble Storage, empresa de almacenamiento de hardware. Por su parte, Whitman ha declarado varias veces que no tiene intención de abandonar HPE hasta que no vea que la compañía es lo suficientemente fuerte. De todos modos, se ha filtrado que la CEO estuvo en conversaciones con la junta de accionistas de Uber barajando la probabilidad de liderar esta aplicación.

Por otro lado, antes de la división de HP, el grupo ya se había desprendido de TippingPoint, su punta de lanza en ciberseguridad, así como anunció más de 30.000 despidos en el área B2B que comprende la actual Hewlett Packard Enterprise.

División de Hewlett Packard

En octubre de 2014, la firma de Palo Alto confirmaba mediante un comunicado que Hewlett Packard, empresa que se conocía por sus siglas HP, su intención de dividirse en dos unidades: HP Inc. y Hewlett Packard Enterprise o HPE. Una dedicada a la venta de ordenadores y de impresoras y otra  que se centra en la comercialización de soluciones empresariales e informáticas, servidores y servicios y dispositivos de almacenamiento.Esta última es liderada por Meg Whitmann que explicó, cuando se anunció la venta de ciertos negocios a Micro Focus, que la operación es una muestra de que la estrategia emprendida por Meg Whitman busca reducir el tamaño de Hewlett Packard Enterprise y centrarse en sus dos pilares de actividad más rentables: hardware y cloud computing.

Hewlett Packard y su unión a CSC

De todos modos, a pesar del optimismo que intenta siempre demostrar los voceros de HPE y de su reconocido nombre en el mercado, la empresa continúa buscando su lugar en una industria en constante transformación como es la de software. A principios de abril de este año 2017 llegaba al mercado DXC Technology, la compañía resultante de la fusión de CSC (Computer Science Corp.) y la división de Servicios Empresariales de Hewlet Packard Enterprise (HPE). El acuerdo, como publicó SiliconWeek, hizo de DXC la mayor compañía independiente de servicios dirigidos a las empresas y al sector público para afrontar la transformación digital.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor