El comercio electrónico en América Latina: un largo camino a recorrer

Comercio electrónicoEmpresasMarketing online

América Latina presente una enorme oportunidad de mercado a los vendedores online, en un momento en el que los consumidores tienen más confianza en esta forma de consumo y que aumenta la clase media ciudadana.

Mientras las empresas y organismos gubernamentales trabajan para expandir la confianza en las compras online en América Latina, aún muchas personas del continente no hacen uso de esta nueva modalidad de compra que ya está muy extendida al norte del mismo continente.

Muchas veces por falta de confianza a la hora de ofrecer datos personales y financieros a un ente que se siente como abstracto a través de un ordenador. En otras ocasiones por falta de conocimiento sobre este sistema. En muchos casos, porque aún hay muchos ciudadanos de la región que tienen falta de medios para hacer de las compras por Internet una realidad, causado por la brecha digital, que se quiere cerrar en un no muy largo plazo de tiempo.

El caso es que, las empresas que venden por Internet, tienen un amplísimo mercado por conquistar, aún en los países de América Latina, mientras esta práctica sigue también tomando fama en todo el mundo.

Previsiones de crecimiento en los próximos años

Mientras a nivel mundial se calcula que las ventas de través de Internet aumentarán en un 90% frente a las cifras registradas en 2013, en todo el mercado latinoamericano supondrán más de 1.000 millones de dólares, por primera vez en la historia, lo que sería un crecimiento del 204% frente a las ventas del pasado año, según un informe publicado en junio por la consultora Accuracy y titulado “e-commerce-2013”.

comercio electronicoBrasil es sin duda, el primer mercado del comercio electrónico en América Latina, llevándose hasta el 40% de las ventas totales de este año, si el estudio de Accuracy acierta, seguido de México. Por su parte, Forrester Research calcula en su último estudio, publicado en el segundo trimestre de este año, que las ventas online en Argentina, Brasil y México, los tres principales mercados de la región, habrán aumentado más del doble para el 2018, a 47.000 millones de dólares, desde casi 20.000 millones en el 2013. En Colombia se están llevando a cabo muchas iniciativas para incentivar las compras por la red y el llamado Ecommerce Day que tiene este propósito ya se ha ido celebrando en las principales capitales de la región.

Las malas noticias para los vendedores online llegan desde Venezuela, donde a causa de la crisis económica, el gobierno anunció que se limitaba el gasto de los ciudadanos en comercio electrónico en 300 dólares para este año, medida motivada por los problemas de divisa que sufre el país y a que desde 2003 todos los dólares que circulan en el país están controlados por el Estado, permitiendo que las personas sólo los utilicen cuando van a salir de viaje (máximo 3.000 dólares al año) o para comprar en la Red.

Empresas del sector

Por su parte, la competencia también crece y los vendedores como MercadoLibre, que comenzaron su andadura a fianles  de los 90, ya cuentan con mucha competencia, que les llega tanto por parte de otros minoristas exclusivamente online, como los que también venden en tiendas físicas y han optado por la experiencia multinacal o empresas fabricantes que tienen sus propias páginas web para vender los productos de su marca directamente.

Mercado-LibreDe hecho, destaca que el crecimiento debe mucho a los minoristas tradicionales, ya conocidos entre los usuarios y dignos de su confianza, que entrar al sector de las ventas online, consiguieron atraer la atención de los usuarios. El crecimiento más dinámico se produjo en Brasil donde los principales minoristas como Lojas Americanas entraron en el nuevo negocio. “Los minoristas tradicionales de Brasil se percataron de que el comercio electrónico iba a darles una oportunidad significativa”, según las palabras de Zia Wigder de Forrester Research y, por ello, “desarrollaron plataformas y ganaron participación de mercado”. Eso también sucedió en los demás mercados grandes de la región.

Otros nombres muy conocidos de grandes empresas que venden por Internet en América Latina y con éxito son Falabella, Despegar (muy usada para servicios de viajes) o Walmart y Groupon que han llegado desde fuera de la región.

Estos días ha sido noticia MercadoLibre, por estar celebrando su 15 aniversario, siendo esta la primera tienda de ventas online de América Latina, comenzara su actividad desde Argentina y ahora mismo cuenta con operaciones en Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica,Ecuador, México, Panamá, Perú, Portugal, República Dominicana, Uruguay y Venezuela. Esta se trata de una plataforma al puro estilo de eBay, a través de la cual, los usuarios pueden vender tanto productos nuevos como usados a precio fijo o en la modalidad de subastas. MercadoLibre también posee MercadoPago, una compañía que ofrece diversas modalidades de cobro a los vendedores. Principalmente, la destacamos aquí porque fue una de las grandes empresas pioneras en traer el comercio electrónico a Latinoamérica.

Ventajas y barreras para el comercio electrónico en América Latina

Los principales desafíos a los que se enfrenta el crecimiento del ecommerce en América Latina son que el uso de tarjetas de crédito y las conexiones de banda ancha siguen siendo limitados y los planes que ofrecen las telefónicas para el intercambio de datos a través de celulares pueden ser caros, especialmente en Brasil, y la velocidad de las redes de telefonía móvil suelen resultar demasiado lentas para realizar transacciones.

ecommerceOtro desafío son las comunicaciones. La vasta extensión de América Latina y su geografía hacen que no sea siempre fácil llegar a todos los rincones del país, con la entrega de los productos, y de una forma rápida y barata. De hecho, muchas iniciativas de comercio electrónico que se crean, comienzan ofreciendo servicio de reparto exclusivamente a los habitantes de las ciudades principales y alrededores. Además, los servicios postales de la mayoría de los países latinos son lentos y de poca confianza, mientras que las compañías privadas acaban suponiendo un coste mucho mayor que incrementa el precio del producto final.

Otras importantes barreras para el impulso del comercio electrónico de forma masiva en América Latina son las altas cifras de pobreza que aún presentan la mayoría de países, también Brasil, a pesar de ser una potencia económica mundial, la carencia de educación en estos sectores y la desigualdad de los ingresos. Y es que, explican desde Prezi, los ciudadanos con mayores niveles educativos también dan más importancia al tipo de productos que consumen, lo que hace que necesiten recurrir a Intenet para encontrar mayor variedad.

Por otro lado, la buena noticia sobre estos problemas que acabamos de mencionar es que la clase media va en aumento en la gran mayoría de los países de la región, lo que al mismo tiempo, lleva a un mayor público de potenciales consumidores que mirarán hacia Internet.

La confianza ha sido uno de los principales obstáculos para las empresas del sector desde que comenzaran las empresas a vender online, pero los estudios demuestran que cada vez más los latinos confían en Internet.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor