¿Cómo afecta la falta de oportunidades al desarrollo en Latam?

EmpresasGestión empresarialMercado LaboralMercados Financieros
0 0 No hay comentarios

La gran desigualdad en América Latina deja a muchas personas talentosas fuera de las posibilidades de desarrollar sus capacidades y lleva a un menor crecimiento económico de los países.

América Latina es la región con mayor desigualdad del mundo. Mientras muchas personas tienen acceso a una educación de calidad, puestos de trabajo formales y bien remunerados o al consumo y uso de nuevas tecnologías, un porcentaje aún mayor de personas vive en situación de pobreza, lo que lleva a que reciben una escasa o en ocasiones nula educación, no puedan así desarrollar sus aptitudes y que en muchos casos no tengan la oportunidad de conectarse a Internet, una de las mayores fuentes de oportunidades del mundo, cuando se usa bien.

desigualdad socialEsto nos lleva a dos asuntos a contemplar: por un lado, las personas con menos recursos y oportunidades también se escapan de esa masa de consumo que las empresas necesitan para poder crecer. Por otro lado, se dejan de lado los potenciales de muchos miles o millones de personas que quedan sin poder explorarse. ¿Y si una idea muy brillante para el futuro esa guardada en la mente de alguna de las personas sin acceso a educación ni a una buena alimentación a diario? En 2014, el 10% más rico de la población de América Latina había amasado el 71% de la riqueza de la región. Según los cálculos de Oxfam, si esta tendencia continuara, dentro de solo seis años el 1% más rico de la región tendría más riqueza que el 99% restante.

Hace unos días, un grupo de empresas y entidades españolas viajaban a Colombia a conocer las oportunidades que el mercado ofrece a sus negocios, todos ellos relacionados con el mundo digital. En cuanto a los retos que contemplaron en su ‘Misión Digital’, casi todos los voceros de estas marcas hablaban de la desigualdad social. Ana Herrera, Directora de Desarrollo Corporativo de Adigital o Asociación Española de la Economía Digital, una de las organizadoras de este evento para estrechar lazos y crear negocios en el país andino explica que en Colombia, al igual que en otros países de la región, “la capacidad adquisitiva para productos y servicios de alto valor añadido sólo la tienen unos pocos”. 

El talento queda en manos de unos pocos

De acuerdo con un informe realizado por Near Shore Americas, el talento es la fuerza motriz del interés que despierta en América Latina en empresas TIC de otros países y la mayoría de los que trabajan en la región. Sin embargo, han ido surgiendo preocupaciones y es que aún queda mucho por hacer para garantizar que el suministro de talento sigue cumpliendo con la demanda. Y es que, muchos expertos creen que la diferencia social en la región hace que se desperdicie el talento que pueden aportar los más desafavorecidos.

desigualdad Un informe realizado por la OCDE y presentado el pasado año concluía que México era el segundo país dentro de la organización que más oportunidades había perdido de crecimiento económico: concretamente entre los países analizados, México tiene el mayor nivel de inequidad y perdió 11,3 puntos del potencial de crecimiento económico, de acuerdo con el índice Gini. El análisis para llegar a estas conclusiones comprendió entre los años 1990 y 2010.

A partir de datos armonizados que abarca los países de la OCDE durante los últimos 30 años, el análisis econométrico sugiere que la desigualdad de ingresos tiene un impacto negativo influyendo en el crecimiento posterior. En particular, lo que más perjudica es la brecha que existe entre los hogares de ingresos bajos y el resto de la población. En el documento también se evalúa la “teoría de la acumulación de capital humano” para ayudar a comprender cómo la desigualdad puede afectar el crecimiento, tal y como relata el informe.

Estos asuntos, han llevado al World Economic Forum a explicar que “en América Latina y el Caribe, la desigualdad está impidiendo retornar a una trayectoria de crecimiento inclusivo, ante un entorno exterior desalentador, con una proyección de crecimiento para 2016 que la CEPAL estima en un 0,2%”.

 

¿Peligra la clase media?

Si hay una noticia positiva en los últimos años es que la clase media en América Latina ha ido creciendo, lo que ayuda a reducir ligeramente uno de los mayores problemas de la región: la gran desigualdad social. Sin embargo, el CAF o Banco de Desarrollo de América Latina explicaba en un encuentro celebrado el pasado año 2015 que si la región no registra un crecimiento de, al menos, el 4%, la clase media podría peligrar. De acuerdo con las palabras del presidente ejecutivo del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), Enrique García, “si no se vuelve al patrón del  crecimiento del 4 o 5 %, muchos de los que están en la clase media volverán a la pobreza, y esto tiene connotaciones políticas y sociales muy importantes”.

¿Soluciones?

desigualdad socialNo sirve sólo hablar del problema sin darle posibles soluciones. Así, por un lado, un informe titulado ‘Desigualdad en América Latina y el Caribe ¿Ruptura con la historia?‘, realizado por varios expertos para el Banco Mundial se propone como uno de los aspectos clave para mejorar las oportunidades de toda la población, “resulta clave igualar el acceso a una educación de buena calidad debido a la influencia que ésta ejerce sobre las oportunidades económicas, el nivel social e influencia política”. Sin embargo, recuerdan que “deben transcurrir varias décadas para que una educación más igualitaria transforme con posterioridad otro tipo de desigualdades. Otro aspecto importante es lograr un acceso más equitativo a la tierra, a los derechos de propiedad y a otros activos, tales como la infraestructura·.

Hay que mirar hacia los niños, es lo que opinan los expertos. Y ver las mejoras en futuras generaciones. De acuerdo con el estudio  “mucho más importante que la desigualdad de
resultados entre los adultos es la desigualdad de oportunidades entre los niños. El debate
no debería girar en torno a la igualdad (recompensas iguales para todos) sino en torno
a la equidad (posibilidades iguales para todos). Irónicamente la idea de brindarle a todos
iguales oportunidades al comienzo de la vida, independientemente del entorno socioeconómico
del individuo, es apoyada por la totalidad del espectro político: como un asunto
de justicia para la izquierda, y como un asunto de esfuerzo personal para la derecha”.

Un estudio realizado por expertos de la UAM o Universidad Autónoma de Madrid explica que  la educación, se ha convertido en el tipo más importante de inversión en capital humano. El capital humano en forma de educación guarda una gran similitud con el capital físico: ambos
requieren una inversión para crearlos y, una vez creados, ambos tienen un valor económico. Además, cabe destacar aquí que “la relación entre el número medio de años de estudio de un país y el nivel de renta per cápita es muy estrecha”, según la mencionada universidad madrileña.

Otro asunto de importancia que revela el World Economic Forum es que “entre 2002 y 2015, las fortunas de los multimillonarios de América Latina crecieron en promedio un 21% anual, es decir, un aumento seis veces superior al del PIB de la región según las estimaciones de Oxfam. Gran parte de esta riqueza se mantiene en el extranjero, en paraísos fiscales, lo que significa que una gran parte de los beneficios del crecimiento de América Latina está siendo acaparada por un pequeño número de personas muy ricas, a costa de los pobres y de la clase media”. Un control hacia estos paraísos fiscales podría también mejorar el crecimiento de la región.  De hecho, dice el mismo informe que “unos sistemas tributarios inadecuados, así como la evasión y la elusión de impuestos, cuestan a América Latina miles de millones de dólares en ingresos tributarios impagados, unas cantidades que podrían y deberían invertirse en luchar contra la pobreza y la desigualdad”.

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor