Los consumidores pasarían de una marca que pierde sus datos

AlmacenamientoDatos y almacenamiento

Un informe de Gemalto concluye que los compradores y usuarios confían en que las marcas tienen cuidado en el manejo de sus datos.

 La mayoría de los consumidores dejarían de realizar actividades comerciales con empresas después de una filtración de datos, según hallazgos de Gemalto y destaca que, de acuerd con el estudio,  solo un cuarto (27%) de los consumidores sienten que las empresas se toman la seguridad de los datos de los clientes muy seriamente.

gemaltoAl mismo tiempo, los consumidores, en su mayoría, sí que considera que “las empresas son responsables de la seguridad de los datos, su higiene de seguridad es deficiente y no aprovechan las medidas de seguridad a su alcance, como la autenticación de dos factores (41%) para las cuentas de redes sociales”.

A pesar de las preocupaciones, el estudio de Gemalto reveló que los consumidores no logran protegerse adecuadamente y más de la mitad (56%) siguen usando la misma contraseña para distintas cuentas en línea. “Aun cuando las empresas ofrecen soluciones de seguridad sólidas, como la autenticación de dos factores, 41% de los consumidores admiten que no utilizan tecnologías para proteger sus cuentas de redes sociales, lo que los deja en una posición vulnerable a sufrir una filtración de datos”, concluye el informe. 

Esto puede deberse a que la mayoría de los consumidores (62%) creen que la empresa que tiene sus datos es la principal responsable de su seguridad. Esto hace que las empresas se vean obligadas a tomar medidas adicionales para proteger a los consumidores e implementar medidas de seguridad sólidas, además de instruirlos sobre los beneficios de adoptar dichas medidas.

Jason Hart, Director de Tecnología (CTO), Protección de datos e identidad en Gemalto, ha dicho que  “es evidente que los consumidores desean ceder la responsabilidad de proteger sus datos a una empresa, pero esperan que la seguridad se obtenga sin ningún esfuerzo de su parte”. 

A pesar de su comportamiento, las preocupaciones de los consumidores con respecto a la seguridad son muchas, y dos tercios (67%) muestran intranquilidad al sentir que serán víctimas de una filtración de datos en un futuro cercano. Por consiguiente, los consumidores ahora responsabilizan a las empresas. Si sufren un robo de datos, la mayoría (93%) de los consumidores emprenderían o considerarían emprender acciones legales contra la empresa en cuestión.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor