Cómo Netflix y Uber aprovechan los Big Data

Big DataDatos y almacenamiento
0 26 No hay comentarios

Un experto propone a Uber y Netflix como dos ejemplos a seguir en la recopilación y uso de los grandes volúmenes de datos o Big Data.

Netflix y Uber, explica un análisis publicado, están haciendo un uso correcto de los grandes volúmenes de datos, los cuales, advierten los expertos, están cambiando nuestros estilos de vida y las diferentes industrias del mercado. Y estas dos empresas son, de acuerdo con el experto Bernard Marr, autor de libros relacionados con la gestión de los grandes volúmenes de datos, que estas empresas están haciendo un buen trabajo.

netflix-logoPor un lado, el servicio de streaming de películas y televisión de Netflix “se dice que representa un tercio del tráfico de Internet en tiempo pico en Estados Unidos y el servicio ahora tiene 65 millones de miembros en más de 50 países que se benefician más de 100 millones de horas de programas de televisión y películas al día”.

De este modo, los datos de estos millones de abonados se recoge y se monitoren en un intento de comprender nuestros hábitos televisivos, una información muy valiosa para el mercado de entretenimiento. En un primer momento, los analistas estaban limitados por la falta de información que tenían sobre sus clientes, pero el streaming dio nuevas informaciones sobre el gusto de los ciudadanos.

Otra técnica es que la empresa paga a la gente para ver películas y luego etiquetarlas con elementos de las películas contienen. Y, tras esto, les puede sugerir ver otras producciones que fueron etiquetados de manera similar a aquellas que hayan disfrutado.

Por su parte, Uber, el servicio de transporte privado, tiene la capacidad de monitorear el tipo de viajes que sus clientes realizan. La compañía también lleva a cabo un análisis en profundidad de las redes de transporte público en las ciudades a las que sirven, por lo que puede enfocar la cobertura en las zonas insuficientemente atendidas y proporcionar enlaces a los autobuses y trenes. Por otro lado, Uber tiene una amplia base de datos de los conductores en todas las ciudades que cubren.

La compañía ha desarrollado algoritmos para monitorear las condiciones del tráfico y los tiempos de viaje en tiempo real, lo que significa que los precios se pueden ajustar según la demanda de paseos. De hecho, la compañía ha solicitado una patente sobre este método de fijación de precios que toma la información de los grandes volúmenes de datos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor