Sharp enviará a Apple las pantallas del iPhone 5 este mismo mes

CloudDatacenterRedes

La compañía nipona confirma que ella es la encargada de fabricar los paneles para el nuevo smartphone de Cupertino, que debería salir a la luz el 12 de septiembre.

Es uno de los productos más esperados del año y, rumores aparte, parece que por fin está cobrando forma. Sharp proveerá a Apple con pantallas para su nuevo smartphone, bautizado como iPhone 5, a partir de este mismo mes de agosto.

Así lo ha confirmado el propio presidente de la compañía japonesa, Takashi Okuda, tal y como informa Reuters.

Se espera que el terminal sea más grande que su predecesor, con un panel táctil que rondará las 4 pulgadas de tamaño. También se habla de soporte para redes de datos LTE 4G y tecnología NFC (Near Field Communications), notables mejoras en el asistente de voz Siri, actualización a iOS 6 con avances en productividad y gestión de ficheros, aumento del espacio de almacenamiento hasta los 32 GB, así como evolución de la cámara fotográfica trasera con un sensor de 8 MP, nueva óptica y funciones de retoque de imagen.

¿La fecha elegida para su presentación? Con toda probabilidad, a la vuelta de vacaciones: el próximo 12 de septiembre. Eso significaría que la comercialización se generalizará en octubre y que Apple llegaría con soltura al mercado navideño.

Por otra parte, Sharp se dispone a reducir su plantilla recortando hasta 5.000 puestos de trabajo, y no 3.000 como se había dicho anteriormente. Su decisión tiene gran calado, ya que se trata de la primera ronda de despidos y paquete de jubilaciones forzosas que emprende la firma nipona desde 1950.

Durante el último trimestre, ha perdido la friolera de 1.760 millones de dólares y las ventas de paneles LCD se han reducido en unos dos millones en comparación con las del año pasado. Y es que el exceso de stock y la caída de la demanda está perjudicando gravemente a las finanzas de uno de los mayores fabricantes de pantallas del mundo.

Se espera que el plan de despidos concluya en marzo de 2013 y ayude a reducir costes hasta en 1.270 millones de dólares.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor