Propulsado por la movilidad, Qualcomm ingresa un 24% más que hace un año

CloudDatacenterEmpresasGestión empresarialIngresosMovilidadRedes

Si de enero a marzo de 2012, el fabricante de chips norteamericano facturaba 4.940 millones de dólares, ahora ya supera los 6.000 millones.

ARM Holdings no es la única compañía que se está beneficiado de la revolución en el segmento móvil gracias a la popularidad de los smartphones y los tablets PC. La estadounidense Qualcomm también ha sabido engancharse al tren de la movilidad, como bien reflejan los resultados para el segundo trimestre de su año fiscal 2013, finalizado el 31 de marzo.

Durante los últimos tres meses, la compañía que dirige Paul E. Jacobs ha conseguido aumentar sus ingresos en nada más y nada menos que un 24%. Esto es, desde los 4.940 millones del mismo periodo del año pasado hasta los 6.120 millones actuales, y por encima también del punto medio de las estimaciones de la propia Qualcomm, que había establecido un rango de 5.800-6.300 millones.

Las ventas totales de dispositivos con tecnología Qualcomm, por su parte, se han incrementado un 18% hasta los 61.100 millones de dólares, mientras que las ventas de chipsets móviles con su firma han subido un 14% hasta los 173 millones para un único cuarto. De hecho, Qualcomm había predicho un total de 163 millones de unidades como mínimo y de 173 millones como tope máximo.

Más concretamente, se ha notado “una gran aceptación” de los procesadores Snapdragon 600 y 800, aunque sus responsables no han ofrecido más detalles numéricos en su informe trimestral. Este tipo de chips alimentan teléfonos inteligentes de gama alta de sobra conocidos como el nuevo Galaxy S IV de Samsung, el HTC One o incluso el BlackBerry Z10, y deberían seguir colándose en más dispositivos a lo largo del año.

Donde no está evolucionando tan rápido Qualcomm es en la cartera de ganancias. Los ingresos netos de la compañía han caído de los 2.230 millones de dólares o 1,28 dólares por acción del segundo trimestre de 2012 hasta los 1.870 millones de dólares o 1,06 dólares el título. Si se excluyen ciertos elementos como los gastos relaciones con adquisiciones, los beneficios habrían aumentado desde los 1,01 a los 1,17 dólares.

Además, el fabricante de San Diego está proyectando ganancias por acción más débiles de lo previsto anteriormente para el trimestre actualmente en curso: las ganancias ajustadas deberían rondar entre los 97 centavos y los 1,05 dólares sobre ingresos de 5.800-6.300 millones de dólares. Por su parte, los analistas hablan de 1,04 dólares y 5.880 millones.

Esto puede deberse a que los gastos de Qualcomm van en aumento mientras que el precio medio de venta de los dispositivos sigue la tendencia contraria, tal y como recoge CNET. Y es que la última moda es sacar smartphones “low-cost” para atraer a los usuarios, lo que está intensificando la competencia y afectando a los márgenes de beneficio a nivel de fabricación.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor