Problemas con el escáner dactilar del iPhone 5S entorpecen su lanzamiento

CloudRedes

Según las últimas informaciones, Apple ha devuelto a las fábricas de Foxconn un lote de 8 millones de smartphones defectuosos y pospondrá su lanzamiento más allá de junio.

A las puertas del lanzamiento de su nuevo smartphone, las cosas comienzan a complicársele a Apple. Al bajón en el valor de sus acciones y el temor a que el próximo reporte de ganancias llegue acompañado de un recorte en el crecimiento por primera vez en diez años, hay que sumarles ahora el posible retraso en la comercialización del rumoreadísimo iPhone 5S.

Y es que, según las últimas informaciónes, la compañía de la manzana mordida se ha visto obligada a devolver a su socio de fabricación Foxconn un lote de hasta 8 millones de terminales defectuosos, por temas de “disfunción” y “disconformidad”.

¿Las pérdidas estimadas para el fabricante chino? Unos 1.600 millones de yuones o más de 250 millones de dólares al cambio, prácticamente dos tercios de las ganancias anuales de su filial iDPB. Y es que Foxconn debería emplear 200 yuanes (32 dólares) por unidad reparada en concepto de mano de obra.

Desde la agencia de noticias Reuters explican que el problema radica en el novedoso sensor de huella digital diseñado por Apple con tecnología de AuthenTec para sustituir al sistema de desbloqueo por contraseña que tantos quebraderos de cabeza le ha estado dando últimamente.

Al parecer, los de Cupertino están intentando buscar un material de recubrimiento resistente que no interfiera con el escáner de huellas, lo que podría desplazar la presentación del iPhone 5 S “hasta después de junio”.

Si bien es cierto que Apple nunca ha especificado una fecha de lanzamiento para este terminal y ni siquiera se ha pronunciado sobre la existencia o no del propio dispositivo, se esperaba un anuncio de disponibilidad oficial para el próximo mes de mayo o principios de junio, como muy tarde.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor