Nokia plantea deshacerse de su sede central para reducir costes

CloudEmpresasRedes

El plan consiste en vender la sede de Espoo por 300 millones de euros y después alquilar esas mismas oficinas, evitando un traslado a otro lugar.

Nokia no pasa por el mejor momento de su historia y, en su afán por ahorrar en gastos, podría acabar por desprenderse de una de sus señas de identidad: su sede central en la ciudad finlandesa de Espoo.

La cifra de venta que se baraja son 300 millones de euros.

Eso sí, aunque Nokia ha confirmado tal extremo a los medios de comunicación, también ha querido puntualizar que tras desprederse de la propiedad una de las opciones es llegar a un acuerdo de alquiler con el nuevo dueño para evitar una mudanza.

Y es que, suceda según lo planeado o no, Nokia no tiene intención alguna de abandonar su país de origen en el proceso.

“Como dijimos durante el reporte de resultados para el segundo trimestre, Nokia está reevaluando todas sus operaciones no esenciales, incluyendo sus bienes inmobiliarios”, ha explicado un portavoz del fabricante de teléfonos, tal y como recoge TechCrunch. “Como ocurre con la mayoría de las empresas cuya actividad principal no radica en la posesión de inmuebles, tiene sentido no atarse a este tipo de activos, sino invertir y centrarse en las actividades de negocio básicas”.

Es más, “la cesión de propiedades inmobiliarias es una cosa totalmente diferente a la ubicación de la sede. Como hemos dicho muchas veces antes, no tenemos planes relativos a trasladar nuestra sede”, ha señalado.

Más allá de lo que ocurra con la sede de Espoo, Nokia tiene previsto recortar unos 2.000 millones en costes para fines de 2013. Esto implica despedir a unos 10.000 trabajadores y desprenderse de varias fábricas, así como otros activos tales como las operaciones de desarrollo Qt y ciertos elementos de su cartera de patentes.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor