La zona antigua de Montevideo, equipada con 300 cámaras de vigilancia

CloudDatacenterSeguridad

La Rambla, la Ciudad Vieja y la calle 18 de Julio de Montevideo estarán equipadas con un servicio de videovigilancia para proteger a los ciudadanos.

El gobierno uruguayo ha realizado una inversión que tiene como objetivo mantener la seguridad en el casco viejo de Montevideo, para lo que se han instalado cámaras de videovigilancia. En caso de que estos dispositivos reconozcan una situación de peligro, se activa de manera automática un sistema de alarma que alerta a los policias de la ciudad.

Además, los policías de Montevideo contarán con tabletas en las que recoger las denuncias que los ciudadanos realicen.
Además, los policías de Montevideo contarán con tabletas en las que recoger las denuncias que los ciudadanos realicen.

De acuerdo con la Intendente de la ciudad, Ana Olivera, estas cámaras de videovigilancia estarán instaladas en varias calles y plazas dentro de la la Ciudad Vieja de Montevideo, lugar que destaca por ser el principal destino “no estacional” de Uruguay. A lo largo de 2014, se instalará un sistema similar en la avenida 18 de julio, la principal calle en la capital de Uruguay.

Dice el ministro del Interior del país, Eduardo Bonomi, que presentó estas cámaras de videovigilancia, que  con esta medida, “se recuperan los tres recorridos más turísticos de Montevideo: la Rambla (paseo de varios kilómetros que discurre en paralelo al Río de la Plata, alrededor de la ciudad), la Ciudad Vieja y la calle 18 de Julio“. Anteriormente, el gobierno uruguayo ya había invertido en un sistema parecido en el barrio comercial del Cordón.

Para llevar a cabo esta iniciaitiva, las autoridades de Uruguay tomaron como modelo las instalaciones de videovigilancia del distrito de Puerto Madera en Buenas Aires y de las ciudades argentinas de Tigre y Mendoza.

Otra medida anunciada por el ministro del internet es que el nuevo sistema de seguridad integra un nuevo servicio por Internet que permite a los cuidadanos presentar denuncias relacionadas con hurtos, daños, rapiñas y violencia doméstica a través de la Red, sin tener que desplazarse a una comisaría. Al mismo tiempo, los policias contarán con tabletas digitales en las que anotarán los detalles de las denuncias tomadas a pie de calle.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor