Microsoft arriesgará con PCs Windows 8 sin disco interno

CloudDatacenterPCWorkspace

El nuevo sistema operativo de los de Redmond admitirá el arranque desde dispositivos externos con conectividad USB 3.0, abriendo la puerta a ordenadores más baratos.

Microsoft sigue planteándose nuevas formas de innovar con sus ordenadores Windows 8. La última idea que se le ha ocurrido es la de desarrollar máquinas sin disco interno, de modo que confíen su sistema de arranque a dispositivos externos con conectividad USB 3.0.

De este modo, el gigante del software ha optado por acondicionar su nuevo sistema operativo para que pueda ser instalado y ejecutado también en este tipo de entornos, a través de la opción Windows to Go.

Así lo ha confirmado el responsable de Microsoft Deployment Toolkit, Michael Niehaus de Microsoft, que añade que la razón detrás de esta alternativa es reducir el precio final de los ordenadores.

Por supuesto, tales dispositivos tendrán que estar certificados por la compañía de Redmond, ya que en las pruebas de almacenamiento externo que se han realizado hasta la fecha se advierte un peligro de calentamiento.

Además, los discos externos no admiten las cuatro particiones exigidas por Windows 8 y su interfaz UEFI (Unified Extensible Firmware Interface): una para fines de recuperación, otra enfocada al sistema, una tercera que almacene los datos del usuario, y la última se trataría de una división invisible de 128 MB para que UEFI realice su trabajo sin mayores problemas.

“Los USBs se presentan a sí mismos como discos fijos”, comenta Niehaus tal y como recoge The Register, por lo que no pueden ser divididos.

Esto ha llevado a Microsoft a trabajar con terceras partes, como Super Talent y Kingston Technology, para crear dispositivos capaces de soportar Windows to Go.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor