Los mejores gadgets del CES 2013

CloudDatacenterEmpresasSoftware

La última edición del Consumer Electronics Show se ha caracterizado por la presencia de smartphones gigantescos, televisores curvados y muchos, muchos, coches. Pero eso no ha sido todo, ni por supuesto lo más extravagante de la feria.

Cinco frenéticos días rebosantes de conferencias de prensa (unas 800), expositores (cerca de 3.000)  y productos (más de 20.000) acaban de poner punto y final a una nueva edición del Consumer Electronics Show (CES) de Las Vegas. El mayor espectáculo del mundo en materia de gadgets electrónicos se ha caracterizado este año por dar el relevo a la pareja Microsoft-Intel en lo que a ordenadores de sobremesa se refiere y acoger smartphones de pantallas estratosféricas por doquier. Y es que a muchos fabricantes las 5 pulgadas se les están quedando pequeñas, hasta tal punto que diluyen unas fronteras que hace muy poco dividían las categorías de teléfono móvil y tablet PC. El caso más notable es el de la firma china Huawei, que ha sorprendido a propios y extraños con la presentación de su phablet Mate Ascend de 6,1 pulgadas de tamaño, todo un rival para el Galaxy Note que mide tan sólo 0,9 pulgadas menos que el exitoso Kindle Fire de Amazon.

Otro de los productos estrella del CES 2013, e indispensable como de costumbre, ha sido el televisor. Como por ejemplo la Curved OLED de Samsung, que ha sido bautizada como la primera tele con tecnología de diodo orgánico de emisión de luz y pantalla curva de la historia. Un avance que permitirá que la distancia entre la imagen y el televidente sea la misma desde casi cualquier ángulo, con un resultado más panorámico que nunca. De este tipo de productos pioneros ha habido muchos: el smartphone más delgado (Alcatel One Touch Idol Ultra), el más ligero (One Touch Idol), el primero con pantalla flexible (Samsung Youm), la tarjeta de datos más pequeña (Huawei UltraStick E3331), la memoria USB con mayor capacidad (Kingston DataTraveler HyperX Predator 3.0) y así un largo etcétera.

Las marcas de automóviles también han aportado su granito de arena, estableciendo un récord de asistencia con más de 100 compañías del sector invitadas para descubrir sus avances en tecnología, entre ellas Audi, Chrysler, Ford, General Motors, Hyundai, Kia y Subaru. Pero eso no ha sido todo, ni mucho menos. Más allá de los grandes nombres, este año ha habido un buen puñado de candidatos a la próxima gran innovación o, al menos, a la innovación más curiosa que podría cambiar la forma en la que trabajamos, vivimos y disfrutamos de nuestros momentos de ocio cuando salgan al mercado durante los próximos meses. En Silicon Week hemos seleccionado una pequeña muestra de estos gadgets, fabricados en su gran mayoría por startups, que también se han ganado la admiración del público asistente al CES.

Controlando los sentidos con gafas, auriculares y brazaletes especiales

Uno de los que más expectación ha causado, y del que ya se conocían todos sus detalles, es Pebble. Este reloj inteligente se hizo famoso por solicitar financiación a través de la plataforma de crowdfunding Kickstarter, reunir los 100.000 dólares marcados como meta inicial en tan sólo 2 horas y acabar amasando la friolera de 10 millones. Con este respaldo sus creadores han conseguido fabricar 85.000 modelos capaces de conectarse a terminales iPhone y Android para recibir alertas de correo electrónico y redes sociales, que se comenzarán a distribuir la semana que viene. Ha sido diseñado con tecnología e-Paper, es resistente al agua y también puede usarse para reproducir pistas musicales. Al igual que SleepPhones, unos auriculares en forma de diadema firmados por AcousticSheep que se conectan vía Bluetooth y se colocan sobre la frente (y los oídos) o tapando los ojos (como un antifaz) para escuchar música mientras se duerme. Y, sobre todo, para no molestar a vecinos o compañeros de cama.

Un segundo objeto relacionado con el sueño, pero que en esta ocasión intenta controlarlo, es Re-Timer. La idea que subyace tras estas gafas es la regulación de los ritmos biológicos de quien las usa a través de la imitación de la luz natural, especialmente para aquellas personas con problemas de insomnio o “jet-lag”. El truco consiste en llevarlas puestas en diferentes momentos del día durante varias jornadas seguidas para conseguir amoldar el reloj interno según el efecto que se quiera conseguir, esto es, permanecer más alerta o adaptarse a los cambios horarios de un viaje intercontinental, por poner dos ejemplos. Por su parte, Bodymedia FIT Armband es un brazalete cargado con múltiples sensores que monitorizan las tablas de ejercicio y la calidad del sueño de su dueño, de modo que éste sepa cuántas calorías va quemando con el paso de las horas. Este producto es parecido a la pulsera Fitbit Flex, otro invento desvelado en Las Vegas como un excelente medidor de pasos, pesos y objetivos potenciales.

Un hogar cada vez más inteligente

Desde el punto de vista del hogar también se han realizado interesantes propuestas. Securifi ha introducido su router Almond+ que, lejos de reproducir patrones tradicionales, incorpora una pantalla a color completamente táctil y una interfaz muy fácil de interpretar. ¿Su cometido? Simplificar la configuración desde el propio dispositivo y favorecer el mantenimiento del mismo, sin tener que recurrir a un ordenador personal cada vez que se quiera cambiar algún parámetro. Tiene una velocidad máxima de 1,167 Mbps, es compatible con el estándar inalámbrico 802.11AC y los de automatización Z-Wave y ZigBee. Otros dos gadgets concebidos para mejorar la calidad de vida en casas de todo el mundo son WeMo y Tethercell. El primero sirve para controlar lámparas y sistema de calefacción desde cualquier punto geográfico del mundo, además de rastrear movimientos y vigilar la habitación de los más pequeños de la casa. Y lo que es más interesante, Belkin ya está trabajando para conectarlo a aparatos de cocina variados, desde cafeteras hasta ollas. El segundo consiste en un adaptador con el que suplir la batería de distintos dispositivos y, a continuación, manejar su  posición de encendido o apagado desde un iPhone o terminal Android. Esto es útil para programación de horas de uso o a modo de control parental.

[Página 2]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor