WWDC 2013: Todo lo que no se presentó

CloudDatacenterEmpresasMovilidadRedes

Las nuevas versiones de iOS y OS X, junto con el lanzamiento de iTunes Radio y ordenadores portátiles remozados con “Haswell”, han marcado la última conferencia de desarrolladores de Apple. Pero, ¿cuáles ha sido los grandes ausentes?

Tras cinco jornadas intensivas de charlas, sesiones, laboratorios prácticos y eventos, más de cien en total, que han congregado bajo el techo del Moscone West Center de San Francisco a un millar de ejecutivos e ingenieros que trabajan en las filas de Apple (incluido su CEO desde hace casi dos años, Tim Cook, encargado de abrir el show con su keynote y poner al día los números de la firma de la manzana mordida) así como a programadores independientes que crean aplicaciones para iPhone, iPad y también para ordenadores Mac llegados desde todos los rincones del mundo y que constituyen la verdadera razón de ser de cada conferencia de desarrollo, WWDC 2013 pone hoy punto y final. O, más bien, punto y aparte hasta que se anuncie la celebración de una nueva edición el año que viene.

wwdc-130424Durante estos días ha habido tiempo para conocer cómo serán los nuevos sistemas operativos de la empresa de Cupertino, tanto en el terreno de los ordenadores portátiles y de sobremesa como en el de los dispositivos móviles. La familia de félidos compuesta por Cheetah, Puma, Jaguar, Panther, Tiger, Leopard y Snow Leopard, Lion y Mountain Lion deja paso a lugares californianos emblemáticos que inspiran a los chicos de Cook, empezando por Mavericks y sus mejoras en eficiencia energética, funcionalidad e integración de aplicaciones como Mapas; mientras que el skeumorfismo de Scott Forstall para iOS se ha rendido ante el minimalismo de Jony Ive. Safari se ha socializado, iWork se ha subido a la nube y el servicio de música en streaming iTunes Radio se ha hecho realidad. Apple también ha dado alguna sorpresa que otra con la aplicación de inteligencia artificial Anki y el llavero en la nube iCloud Keychain. Y no ha fallado con lo previsto, actualizando los MacBook Air de 11 y 13 pulgadas con un toque de Intel “Haswelll” y permitiendo ver lo nuevo de Mac Pro con Thunderbolt 2 y diseño cilíndrico, que será “made in USA”.

MacBook Pro

Pero eso ha sido todo en materia de hardware: MacBook Air (sin pantalla Retina) y Mac Pro (todavía por armar). En la conferencia de desarrolladores de este año no se ha hablado de la línea de portátiles de alto rendimiento MacBook Pro, cuando en la edición anterior fueron precisamente estos dispositivos los que captaron todas las miradas gracias al modelo con Retina Display de 15 pulgadas y más de 5 millones de píxeles (esto es, con una media de 220 píxeles por pulgada). Estos ordenadores orientados, como su nombre bien indica, al sector profesional recibieron una pequeña actualización en febrero en concepto de nuevos chips y menores precios de entrada, pero ahora que Intel ha lanzado su cuarta generación de microprocesadores Core se espera algún tipo de señal por parte de la hermética firma de Cupertino. Y es que, en base a los cálculos de su socio en semiconductores, esta creación es capaz de mejorar la eficiencia energética, la vida de batería y el rendimiento de los gráficos integrados en el ordenador de destino hasta niveles récord.

iPad

iPad_wRet_Pinch_Wht_Photo_PRINTOtro gadget que no ha hecho acto de presencia a lo largo de WWDC 2013 (aunque, para ser estrictos, tampoco estaba invitado dado que tiene el calibre suficiente como para protagonizar su propio evento por separado) es el iPad. La tableta de Apple se renovó por última vez en octubre de 2012, lo que significa que la quinta versión más delgada y más potente si cabe del iPad formará parte, con toda probabilidad, del pack de novedades “sorprendentes” que ha prometido el director ejecutivo del gigante americano para este otoño. Con ella, debería llegar también un nuevo iPad Mini para seguir compitiendo en el mercado de las tabletas de tamaño reducido, señalado por los analistas como uno de los que más visos de seguir prosperando tiene, auspiciado por los usuarios y codiciado por las principales compañías, incluidas Google, Samsung, Amazon y (muy pronto) Microsoft. Y, para que los demás no le coman el terreno, se habla incluso de cubrir todos los huecos con una tercera opción en forma de iPad Maxi con pantalla de 12,9 pulgadas frente a las 9,7 habituales y las 7,9 del iPad Mini.

Al parecer, Apple ya habría iniciado conversaciones con los proveedores de componentes asiáticos con los que trabaja habitualmente para tantear la viabilidad del proyecto e iniciar su producción, aunque la comercialización podría retrasarse hasta 2014. El objetivo sería, por un lado, competir con los portátiles ultradelgados o ultrabooks de aproximadamente 13 pulgadas con resolución de pantalla y prestaciones muy similares pero con una portabilidad inherente y una autonomía mejorada. Mientras que, por otra parte y a nivel de target, la compañía que revolucionó el mundo del PC con la introducción del iPad allá por enero de 2010 también buscaría introducirse de lleno en el mercado educativo, sustituyendo a los libros de texto tradicionales.

iPhone

iphone-4s-precioAlgo más complejo es incluso el entramado de rumores que existen sobre el nuevo iPhone, que tampoco se renueva desde el año pasado. Desde el 12 de septiembre, para ser más precisos. Y cuyo reemplazo debería estar al caer con el nombre, las especificaciones y la forma que sea, aunque preferiblemente con ciertas innovaciones que lo desvinculen de la etiqueta de producto obsoleto (según algunos) y ayude a Apple a caminar por la senda de la originalidad de la que parece haberse desviado últimamente (para aliviar a otros, sobre todo analistas y accionistas). Y decimos con el nombre, las especificaciones y la forma que sea porque desde hace un tiempo se viene hablando tanto de la fabricación de un iPhone 5S con escáner dactilar y tecnología AuthenTec que sustituyan el actual sistema de desbloqueo por contraseña, como de una reforma más radical vía iPhone 6 capaz de explotar todas las novedades implementadas en iOS 7. Eso sí, en ambos casos se ha dicho que el lanzamiento está previsto para verano.

Si nos fiamos de las últimas informaciones, sin embargo, la firma de Cupertino podría optar por un giro radical y subir más allá de las 4 pulgadas del iPhone 5, contraviniendo lo que Steve Jobs consideraba el tamaño de pantalla ideal para un smartphone y las negativas al cambio repetidas hasta la fecha, para adaptarse a las últimas tendencias de la industria. En este sentido Apple comercializaría dos modelos diferentes, uno de 4,7 pulgadas y otro de 5,7 pulgadas, que le permitirían engancharse a la estela de los teléfonos Android y su estrategia multidispositivo con un plus de resolución y un sabor claro a phablet. Además de barajar la entrada en el sector de los teléfonos súper grandes de gama alta, Apple estaría sopesando al mismo tiempo la posibilidad de retroceder un peldaño en el escalafón para dirigirse al segmento de gama media-baja con iPhones “low-cost” de colores llamativos y carcasa de plástico a partir de 99 dólares. Esto significaría que los tonos blancos y negros quedarían reservados a los modelos más exclusivos.

iPod

nuevo-ipod-nano¿Y qué pasa con el iPod? Tras sus años de esplendor, los reproductores portátiles de Apple se han convertido en víctimas de su propio creador y de la popularidad de otros productos como los referidos iPad y iPhone. De hecho, durante el último informe de sus resultados trimestrales, la firma de la manzanita no hizo referencia al número de unidades de iPod vendidas, mientras que en el reporte de su primer trimestre de 2013 sí que señalaba que las ventas habían caído desde los 15,4 millones de unidades distribuidas en el Q1 de 2012 hasta los 12,7 millones. Poca atención se le presta también a esta categoría de dispositivo en los mentideros de Internet, aunque se espera que Apple aproveche sus acuerdos con las principales discográficas y su inmensa biblioteca musical tras el lanzamiento de un servicio en streaming propio para revitalizar sus ventas, quizás con nuevos modelos inalámbricos capaces de sincronizarse con la nube e iTunes Radio y de hacer más ruido que el reciente iPod Touch de 16 GB.

iWatch

El que sí que está aglutinando bastante expectación, pero no ha sido todavía confirmado por sus responsables es iWatch, como ya se conoce al smartwatch de Apple. Este reloj inteligente daría una vuelta de tuerca a lo propuesto, precisamente, con el iPod Nano de sexta generación y su capacidad para ajustarse a la muñeca. Vendría con una reducida pero cómoda pantalla OLED de unas 1,5 pulgadas, cuerpo flexible con resortes biestables, conexión Blueetooth (o Wi-Fi) para comunicarse tanto con el iPhone como con el iPad, y giróscopo o acelerómetro para que los datos queden siempre frente al usuario independientemente de si se ha volteado. ¿Su cometido? Complementar a otros dispositivos dando información útil como la hora, notificaciones de llamadas, mensajes, listas de reproducción, aplicaciones deportivas, etc. ¿Su disponibilidad? Se comenta que a finales de año, justo a tiempo para la campaña de ventas navideña, si los esfuerzos de los 100 diseñadores que Cupertino ha destinado a trabajar en este concepto de wearable computing dan sus frutos. Un producto relacionado serían las propias gafas de realidad aumentada de Apple, aunque su desarrollo no estaría tan avanzado.

iTV

apple-tv1Y si el lanzamiento de un reloj y unas gafas al más puro estilo Google Glass tiene a todo el mundo en vilo, lo mismo ocurre con el proyecto de un televisor propio. Apple ya tiene un receptor digital llamado Apple TV que permite descargar contenido multimedia como películas, series o canciones desde diversos sitios y reproducirlo en una pantalla conectada. Sin embargo, no ha tenido demasiado éxito y no ha recibido ningún tipo de actualización de hardware o software durante la celebración de WWDC 2013. El sueño de los directivos que coordina Tim Cook sería mucho más osado, ya que planearían competir frente a rivales como Samsung , LG o Sony con un televisor de ultra alta definición y resolución de 3.840×2.160 píxeles, donde conjugar vídeo, música, juegos, aplicaciones, navegación por Internet e incluso mensajería, reconocimiento de voz y control gestual, cerrando así el círculo de las cinco pantallas que dominan la vida diaria de los consumidores: ordenador de escritorio, ordenador portátil, teléfono, tableta y tele. De momento Apple ni desmiente ni confirma, por lo que tendremos que esperar para verlo.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor