Lenovo rompe esquemas con sus convertibles gobernados por Windows 8

Cloud

El fabricante ha presentado sus IdeaPad Yoga 11, IdeaPad Yoga 13, ThinkPad Twist e IdeaTab Lynx, cada uno de ellos con una mecánica diferente para pasar de portátil a tableta, y viceversa.

Windows 8 llegará en un par de semanas y los fabricantes apuran sus máquinas para mostrar una renovada cartera de dispositivos gobernados por el sistema operativo de Microsoft.

Entre ellos el asiático Lenovo que ha dado a conocer sus IdeaPad Yoga 11, IdeaPad Yoga 13, ThinkPad Twist e IdeaTab Lynx, todos ellos convertibles a medio camino entre los portátiles tradicionales y las modernas tabletas que son capaces de doblarse, girar y descomponerse. Pero vayamos por partes:

 

IdeaPad Yoga

Anunciado en el CES a principios de este año, IdeaPad Yoga es uno de los primeros dispositivos con Windows 8 en experimentar con el concepto de convertible. El diseño en forma de bisagra le permite hacer giros de 360 grados hacia atrás y adaptarse así a las diferentes tareas que necesiten realizar los usuarios. Llega en dos formatos distintos.

Por un parte, IdeaPad Yoga 13, con un peso de 1,5 kilos y pantalla de 13,3 pulgadas como su propio nombre indica, llegará a las tiendas el mismo día que la plataforma de Microsoft (26 de octubre) desde 1.099 dólares. Con 1.600 x 900 píxeles, tiene la resolución más alta de los nuevos convertibles de Lenovo. Viene con procesadores Core i5 e i7 y gráficos Intel HD 4000 integrados, hasta 8 GB de RAM, hasta 256 GB de espacio de almacenamiento en SSD, webcam de 720p, puertos USB 2.0 y 3.0, puerto HDMI, lector de tarjetas, 802.11n y Bluetooth 4.0.

Por la otra, IdeaPad Yoga 11, la versión más reducida y transportable, ejecuta Windows RT y cuenta con chip quad-core Nvidia Tegra 3 en su interior. Entre sus especificaciones destacan una memoria RAM de 2 GB, hasta 64 GB de almacenamiento, una resolución de pantalla de 1366 x 768 píxeles, webcam de 720p, dos puertos USB 2.0, un puerto HDMI, un lector de tarjetas, 802.11n y Bluetooth 4.0. Su pantalla luce concretamente 11,6 pulgadas y estará disponible en diciembre por 799 dólares, en colores gris plata y naranja clementina.

 

ThinkPad Twist

Twist en inglés significa girar, así que la pantalla de este portátil se inclina hacia abajo y gira para convertirse en tableta. Se trata del modelo más enfocado a los negocios y también del más pesado, con casi 1,6 kilos. Alcanza las 12,5 pulgadas y tiene resolución de 1366 x 768 píxeles, procesador Intel Core i3/i5/i7 con tarjeta Intel HD 4000, hasta 8 GB de RAM, una webcam de 720p, dos puertos USB 3.0, 802.11n, Bluetooth 4.0, Gigabit Ethernet, Mini DisplayPort, puerto Mini HDMI y tres opciones de almacenamiento distintas: 320 GB o 500 GB de disco duro, o 128 GB SDD. ¿Su precio? 849 dólares. La fecha de comercialización ha sido fijada para el 26 de octubre.

 

IdeaPad Lynx

Equipado con una pantalla de 11,6 pulgadas, Lynx es un dispositivo de poco más de 600 gramos, que llega con procesador Atom Z2760 “Clover Trail” de doble núcleo y 16 horas de duración de la batería. Por lo demás, presenta 2 GB de memoria DDR2, opciones de 32 GB o 64 GB de almacenamiento, cámara frontal de 2 MP, una resolución de 1366 x 768, puerto micro USB 2.0, puerto Micro HDMI, ranura para tarjetas microSD, Bluetooth 4.0 y 802.11n. A diferencia de los convertibles anteriores, el teclado de Lynx se vende por separado, lo que hace que este dispositivo sea más un tablet que un ultrabook. Sin teclado cuesta 599 dólares, mientras que ese periférico se vende por 149 dólares extra. El dispositivo saldrá al mercado en diciembre.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor