La Policía colombiana advierte del riesgo de comprar teléfonos de segunda mano

CloudEmpresasMovilidad

La policía registra que cada dos minutos se roba un celular en Bogotá, por lo que quiere que los ciudadanos comprendan las consecuencias de comprar teléfonos de segunda mano.

La Policia colombiana quiere concienciar a los ciudadanos de que no compren teléfonos de segunda mano, puesto que “pueden estar manchados con sangre“. El negocio de las ventas de teléfonos robados es muy suculento y produce una gran cantidad de dinero al año, lo que lleva al impulso del robo de celulares en Colombia.

Desayuno para socialización de Estrategia Nacional Contra Hurto de Celulares.
Desayuno para socialización de Estrategia Nacional Contra Hurto de Celulares.

Así, de acuerdo con la  Estrategia Nacional contra el Hurto de Celulares, de la Alta Consejería  Presidencial para la Seguridad y la Convivencia, ya presentado hace unos meses, un celular robado en Colombia, puede tomar dos rumbos diferentes: “ser revendido en el mercado ilegal nacional o ser exportado a países vecinos como Ecuador, Venezuela y Perú“.

Añaden las autoridades que como esta venta de teléfono de segunda se ha vuelto un “negocio” rentable para los criminales, estos equipos pueden llegar hasta Paraguay, Uruguay y Argentina“, e incluso hasta México y Estados Unidos.

Según una información aportada por Rodolfo Palomino, director de la Policía, en toda Colombia, el año pasado 2013 se registraron 44.700 robos de celulares en Colombia, lo que supone a 3.725 casos mensuales, 122 diarios y 5 cada hora.

Al mismo tiempo, sólo en Bogotá, en 2013 se registraron 263.000 equipos robados, de los cuales el 98% de los casos no fueron denunciados formalmente. Esto supone que en la ciudad más poblada de Colombia se roban 21.916 celulares al mes, 730,5 al día y 30,4 cada hora. Esto se resume a que cada dos minutos se produce un robo de un celular en Bogotá.

El hurto de celulares, un gran riesgo para los ciudadanos

Un informe de la Policia Nacional de Colombia advierte que “el delito de hurto a celulares, va acompañado de otro tipo de acciones criminales representadas en lesiones personales y homicidios, situación que incide en la formación de temores ciudadanos y por consiguiente en la percepción de inseguridad“.

Por ese motivo, la solución no está solo en parar a los delincuentes si no en hacer comprender al consumidor las consecuencias que la compra de celulares de segunda mano pueden acarrear. Explica la Policia que “es necesario fortalecer las estrategias en la lucha frontal contra este fenómeno delincuencial que ha desbordado fronteras, creando un tráfico transnacional de celulares hurtados en unos países y llevados a otros en donde luego de un proceso de modificación son comercializados en el mercado ilegal”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor