¿Qué tiene la híbrida que no tengan las demás nubes?

Cloud

De la mano de expertos de Cisco, Microsoft y VMware, SiliconWeek analiza las ventajas de la nube híbrida, sus niveles de adopción y cómo las empresas en América Latina la van aceptando.

La nube ya es una realidad. Podremos tener más o menos confianza en ella. Pero ahí está. Y no es de ahora. Ulises Cabrera, Director de Windows Client para PyMes  en Microsoft, recordaba hace unos días, en un evento celebrado en la Ciudad de México, que cuando enviábamos mensajes por Hotmail ya estábamos confiando en la nube. Esos correos electrónicos volaban de un computador a otro y quedaban guardados para siempre en los servidores de Microsoft. Y cuando usábamos el MSN tan propio de finales de los años 90 y comienzos de este siglo.

Cuando una empresa se enfrenta a la decisión de guardar sus datos, tiene tres elecciones: la nube privada, la pública o la híbrida, que se presenta como la más usada con diferencia. Hablamos con expertos de Cisco, VMware y Microsoft nos han hablado de este sector tan creciente esta época de cambios con la transformación digital que las empresas están adoptando.

Sobre el mercado regional, dice Javier Chan, como representantes de VMware que “nuestra realidad en América Latina lleva un desfase en la adopción de nuevas tecnologías, pero esto se está acelerando más de lo que esperábamos“.

Las opciones

Hay tres opciones para guardar nuestros datos. Una es el cloud privado. Se basan una infraestructura dedicada por completo a su negocio que se hospeda in situ o en el centro de datos de un proveedor de servicios. La nube privada proporciona mayores niveles de control y seguridad, lo que la convierte en ideal para grandes empresas o empresas con estrictas obligaciones en relación con los datos, la normativa y la gobernanza.

NubePor su parte, la pública se refiere al hardware físico compartido perteneciente y operado por un proveedor externo, como recuerdan los voceros de RackSpace. Las nubes públicas son ideales para pequeñas y medianas empresas o negocios que tienen demandas variables, según expertos. Las principales ventajas de la nube pública son la velocidad con la que se pueden implementar los recursos de TI y la capacidad para pagar solo por los recursos de servidor que se utilicen.

Y, finalmente, la híbrida, la protagonista de este reportaje: la que permite la combinación de ambas, usando la nube pública para operaciones que no sean confidenciales y la nube privada para operaciones esenciales para el negocio, recuerda Rackspace. Dicen desde Microsoft que “las nubes híbridas, que suelen llamarse “lo mejor de ambos mundos”, combinan infraestructura local (o nubes privadas) con nubes públicas, de modo que las organizaciones puedan beneficiarse de las  ventajas  de  ambas.  En  una  nube  híbrida,  los  datos  y  las  aplicaciones  pueden  moverse  entre  nubes  privadas y públicas para obtener más flexibilidad y opciones de implementación”.

Incremento del interés

Microsoft, que recientemente trajo al mercado Azure Stack, considera que “en México y Latinoamérica, hemos visto un incremento considerable en el interés de nuestros socios  y clientes”. Este interés no ha sido solo por parte de los proveedores de Servicio (Service Providers o Hosters) sino también de clientes tanto del sector privado como del sector público, aclara Francisco Corona, Director de Soluciones Empresariales y Nube para Microsoft México.

Nube-HibridaPor su parte, Cisco, otras de las empresas que ha apostado por este tipo de entornos afirma que “la mayoría de nuestros clientes afirman que necesitan utilizar tanto la nube privada como la pública para responder a sus necesidades de negocio”. Además de esto, quiere resaltar Gabriel Maestroarena, responsable de Ventas y de Desarrollo de Negocio para Data Center en Cisco España que llama la atención que la gran mayoría de clientes “demandan las herramientas necesarias para adoptar una estrategia multi-Cloud y poder gestionarla de forma más sencilla y flexible”.

El vocero de Cisco, empresa que hace poco anunció una alianza que combinará sus herramientas con  Google Cloud, recuerda que según un estudio de IDC, más del 90% de organizaciones utilizarán múltiples nubes en los próximos años. La empresa “considera que el Cloud ya ha entrado en una segunda oleada de adopción”, de modo que “siete de cada diez organizaciones ya utilizan algún tipo de nube, aunque sigue habiendo camino por recorrer: sólo el 31% han alcanzado un cierto nivel de madurez para maximizar su valor ( esto, de acuerdo con un estudio de Cisco e IDC en septiembre 2016)”.

¿Qué ventajas ofrece la híbrida?

Francisco Corona, Director de Soluciones Empresariales y Nube para Microsoft México, recuerda que la empresa de Redmond ha apostado por esta opción. Y es que, esta “obedece a  la  versatilidad  que  les  ofrece  el  tener  lo  mejor  de  los  dos  mundos:  efec tividad  para  tratar  datos sensibles para el negocio, por un lado, y altos niveles de rendimiento y escalabilidad, por el otro, la nube se afianza cada vez más como un componente principal en las estrategias de TI”.

seguridad en nubePor otro lado, son llamativos los costes. “El costo operacional de un centro de datos alterno es uno de los primeros justificantes que dan cabida a la adopción de este tipo de tecnologías, los equipos operacionales por naturaleza de las herramientas de virtualización se han compactado a tener solo unos cuantos administradores por organización a esto habría que sumarle la operación de un centro de datos adicional, en estos casos la extensibilidad de soluciones hacia la nube pública se justifica fácilmente”, dice el vocero de VMware que advierte que esto es solo un ejemplo.

Para qué empresas es más recomendada

Gabriel Maestroarena, responsable de Ventas y de Desarrollo de Negocio para Data Center en Cisco España, dice que “la nube híbrida es recomendable para todo tipo de empresas que demanden seguridad, flexibilidad, escalabilidad y simplicidad. Pero, para que la adopción de la nube híbrida sea un éxito, se necesita combinar redes con seguridad (extremo a extremo), analítica (del data center y de las aplicaciones) y capacidades de gestión multi-cloud”.

Por su parte, Javier Chan, Especialista en Cloud VMware México afirma que la empresa ha podido observar que “este tipo de estrategias se están aplicando en empresas de mediano a grande“,  Por otro lado si analizamos quizá la implementación de una estrategia de IoT y análisis de datos serian tecnologías costosas de implementar en el On Premise, aquí otra cabida para este tipo de extensibilidad de servicios hacia la nube pública, pero comente con anterioridad, todo depende del uso y la continuidad en la utilización del mismo, de ahí proviene la factibilidad económica de esta estrategia. Si resumimos esto, lo podríamos ver en empresas con iniciativas de extensión de servicios de IT bajo demanda, cabida a nuevos proyectos de IT sin la necesidad de la espera de adquisición de facilidades físicas que soporten dichos proyectos, acceso a nuevas tecnologías las cuales ya están disponibles en la nube y están listas para su consumo, estos son solo algunos ejemplos que nosotros vemos como un paso natural hacia un ambiente multi-cloud.

Además del tamaño, el especialista de Microsoft México añade que se puede decir que  “una  estrategia  de  nube  híbrida  hace  sentido  cuando  un  cliente  se enfrenta  a problemáticas como la legislación: por  un  lado,  cuando  por  algún  tema  de  legislación  o regulación,  es  necesario  mantener  ciertas  cargas  de  trabajo en infraestructura  local  y  bajo  ciertas normativas propias de la organización. Por otro lado, cuando algún cliente tiene alguna limitante conla conectividad a Internet y esto no le permita adoptar prácticas ágiles o de nube. Es aquí cuando una nube híbrida hace más sentido”.

¿En qué puede mejorar la nube híbrida el rendimiento de una empresa?

Desde Cisco, su experto explica que “amedida que aumentan las implementaciones híbridas y multi-cloud, las organizaciones se enfrentan a entornos cada vez más complejos y diversos. Las organizaciones necesitan una gestión escalable y consistente (con políticas comunes) a través de sus data centers y nubes públicas y privadas, y mover las cargas de trabajo y aplicaciones de forma transparente, abarcando todos los dominios (data center, extremo de la red, nubes privadas, y nubes públicas gestionadas)”. Según el responsable de Ventas y de Desarrollo de Negocio para Data Center en la empresa, el reto es superar el ‘cloud gap’ para adaptar las necesidades de negocio con las TI, y para ello se necesitan redes preparadas para el Cloud; portabilidad de aplicaciones; automatización del data center; seguridad multi-cloud; y entornos DevOps y contenedores.

Por su parte, desde Microsoft México, explica Francisco Corona que una empresa puede “usar  la  nube pública para  satisfacer necesidades  de  gran volumen con menor seguridad,  como un
correo electrónico web, y la nube privada (u otra infraestructura local) para operaciones confidenciales esenciales para la empresa, como los informes financieros”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor