La Estación Espacial Internacional cambia Windows por Linux

CloudCódigo abiertoSoftware

La red de ordenadores portátiles OpsLAN y el robot humanoide Robonaut correrán la plataforma “open source” para facilitar las tareas de soporte técnico a 400 kilómetros de la Tierra.

“Es difícil conseguir soporte técnico a 400 kilómetros de la Tierra” y es por ese motivo que la United Space Alliance, un contratista de la NASA que participa en las operaciones de la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés), “ha decidido migrar a Linux”, explican orgullosos desde la Fundación Linux.

O, en palabras de Keith Chuvala, uno de los miembros de la Alianza, “hemos migrado funciones clave de Windows a Linux porque necesitábamos un sistema operativo que fuese estable y fiable, que nos diese autocontrol. De modo que, si tuviésemos que arreglar, ajustar o adaptar, pudiésemos hacerlo”.

¿Pero qué sistemas han quedado afectados, exactamente, por el cambio de plataforma?

En primer lugar, la red de ordenadores portátiles OpsLAN que ofrece a los astronautas de la ISS información vital para su día a día, como el simple hecho de confirmarles su ubicación hasta llevar un control del inventario utilizado o de la interfaz de las cámaras que éstos usan para capturar fotos y vídeos. Dichos PCs correrán ahora la distribución Debian 6.

Y, a mayores, la presencia de Linux se ha extendido a Robonaut o R2, un robot diseñado para asumir algunas de las responsabilidades de los astronautas y que se convertirá, una vez en funcionamiento, en el primer robot humanoide en el espacio. R2 puede ser manipulado por el personal a bordo con una serie de controladores, especialmente para realizar tareas peligrosas y también aquellas demasiado mundanas para condiciones de microgravedad.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor