Instagram desmiente: “No es nuestra intención vender vuestras fotos”

CloudMarketing onlineMovilidadPublicidadRedesSeguridadSoftware

El co-fundador de Instagram, Kevin Systrom, ha salido al paso de los rumores que aseguraban que la aplicación comercializará con las imágenes de sus usuarios sin ningún tipo de compensación.

La popular aplicación de fotografía Instagram, recientemente adquirida por Facebook, está experimentando uno de los momentos más tensos de toda su historia como consecuencia de la actualización de sus términos de servicio, donde se contemplaba que el programa podía utilizar las fotos de sus sucriptores con fines publicitarios.

Ante tal supuesto, la reacción de gran parte de los usuarios no se ha hecho esperar. Éstos han inundado las redes sociales con comentarios en contra de la modificación de las condiciones de uso, amenanzando incluso con cancelar sus cuentas y dejar de usar Instagram.

Este cambio en el proceder de la aplicación de los filtros vintage entrará en vigor el próximo 16 de enero, sin embargo, el lenguaje utilizado en su texto legal va a sufrir una nueva revisión para calmar los ánimos de la comunidad. Al menos así lo ha explicado el propio co-fundador de Instagram, Kevin Systrom, en su blog oficial.

“Muchos han interpretado que íbamos a vender sus fotos a terceros sin ningún tipo de compensación”, ha dicho Systrom. “Esto no es cierto y es nuestro error que el lenguaje fuera confuso. Para que quede claro: no es nuestra intención vender vuestras fotos. Estamos trabajando en una actualización del lenguaje usado en los términos” para evitar más equivocaciones.

Asimismo, la compañía ha desmentido sus supuestos planes para insertar en anuncios las imágenes tomadas por los usuarios. “No tenemos planes para algo como esto, y por eso vamos a eliminar el lenguaje que ha generado tal duda”, insiste el directivo.

“Los usuarios de Instagram son dueños de su contenido, e Instagram no reclama ningún derecho de propiedad sobre sus fotos. Nada de esto ha cambiado”, continúa explicando. “Respetamos que hay artistas creativos y aficionados similares que vierten su corazón en la creación de hermosas fotos, y respetamos que vuestras fotos son vuestras. Punto”.

A pesar de las declaraciones de la compañía, ya hay quien señala que Instram no ha negado que vaya a comercializar con las fotografías subidas a su servicio en un futuro a largo plazo, simplemente que de momento no tiene esa intención. Sea como fuere, lo que parece evidente es que el daño a la marca ya está hecho.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor