Industria TI representa 5% del PIB en México: IDC

CloudEmpresasMovilidadRedes

IDC presentó su estudio sobre el comportamiento de la industria TIC en México

CIUDADES DIGITALESA pesar de la caída de los precios del petróleo y el bajo crecimiento económico que eso representa para México, el Producto Interno Bruto espera un incremento del 2.8% para el presente año. No obstante, debido a la presión de Estados Unidos y la inversión extranjera, las Tecnologías de Información y telecomunicaciones han sido impactadas fuertemente. Esto lo afirma IDC en su ultimo estudio sobre el mercado de TI y telecomunicaciones.

De tal manera que la mitad de las empresas en México apuesta por invertir en infraestructura TI para mejorar la productividad y los procesos de negocio. A decir de la consultora, este escenario presenta oportunidades de confianza de inversión en TICs, por lo que al cierre del 2015, la industria sumará 60 mil millones de dólares, un crecimiento del 5% con relación al 2014.Este mercado está compuesto por cuatro componentes, en su mayoría telecomunicaciones, las cuales representan 59%, seguido por hardware (25%) software (7%) y servicios (9%), siendo estos dos últimos mercados los que mantienen una dinámica más acelerada de crecimiento de doble dígito hacia el 2018.

La encuesta de IDC sobre Tendencias de Inversión TIC para 2015 menciona que, cerca del 28% de las empresas mexicanas incrementará su gasto en TIC, mientras que 49% lo mantendrá, y solo 23% procurará disminuirlo, buscando al mismo tiempo, soluciones de inversión en tecnologías que le permitan la reducción de costos (43%), pero sobre todo el incremento en la productividad y los procesos de negocio en la organización (50%). Pese a la incertidumbre económica, tanto la confianza de inversión en TIC como el impulso para renovar la tecnología están creciendo.

“Este crecimiento esperado en el mercado de TIC en México responde al apalancamiento que están ejerciendo las tendencias de la Tercera Plataforma tecnológica, la cual está soportada por cuatro pilares: cloud, movilidad, redes sociales y big data. Hablamos de tecnologías que requerirán un uso intensivo de la red. Actualmente, las empresas se enfrentan al desafío de agregar inteligencia a sus redes a fin de poder manejar flujos de tráfico, aplicaciones complejas y requisitos de calidad de servicio, asegurando que las aplicaciones se ajusten a las necesidades comerciales.” Dijo Evelyn Pineda, Gerente de Telecomunicaciones en IDC LA.

IDC estima que 50% de la población ocupada en México será móvil hacia el 2018; es decir, aproximadamente 42.6 millones de usuarios. La alta dependencia de las empresas de sus aplicaciones de negocio está en aumento. Las aplicaciones mismas están naciendo en ambientes que demandan más servicios, lo que impacta directamente en el tráfico y la capacidad de las redes, las cuales requieren una arquitectura convergente y simplificada que permita la multiplicidad de protocolos y pueda incorporar mayor densidad en sus puertos.

 

El mercado de servicios de Telecomunicaciones representa el 59% del total del gasto en TIC y para el cual IDC pronostica un crecimiento del 5% alcanzando un valor de 35  mil millones de dólares en México. A casi un año de la publicación de la ley de telecomunicaciones, el escenario competitivo de los operadores ha cobrado mayor dinamismo y ha detonado mayores flujos de inversión no sólo fijos sino físicos, ya que los competidores locales han invertido consistentemente en el despliegue de anillos metropolitanos de fibra; el robustecimiento del backbone, y el llevar la última milla a mayor número de hogares. En este sentido, IDC espera que la inversión de los operadores de Telecomunicaciones, Data Centers y proveedores de internet en México alcance los 9.6 mil millones de dólares durante el 2015.

HP EliteBook 1020 G1 (touch), Catalog, Center facingEl despliegue de fibra óptica obedece principalmente al habilitar una vía para que los operadores puedan realizar venta cruzada de sus servicios y montar servicios como IPTV y OTT (Over the Top) y que como consecuencia, los usuarios experimentan mayores velocidades y demandan otros servicios.

Los ingresos totales en México por servicios de voz y datos fueron de 33 mil millones de dólares con un decrecimiento del 2%, mientras que las conexiones crecieron 1%, totalizando 252 millones de conexiones comparado con el 2013.  El decrecimiento obedece a la caída en los ingresos de datos y voz dentro del segmento de consumo; sin embargo, en el mediano plazo, una disminución del 17% en los precios de empaquetamiento de internet y voz fijos podría aumentar la penetración de los hogares quienes -en el segmento más bajo con potencial de adquirir estos servicios- hoy representan 5.6 millones de hogares, equivalente al 20% de la población. En este sentido, al cierre del 2014 el mercado cerró en 14 millones de accesos de banda ancha con un crecimiento del 4% respecto al año anterior.

En miras de aumentar la penetración y el acceso a Internet, los esfuerzos trazados en el programa México Conectado buscan reducir la brecha digital al proporcionar servicios de internet gratuito en todo el país, el programa durante el 2014 conectó 26% de los sitios, mientras para el 2015 busca haber completado el 40% de los 247,589 planteados al 2018. En este sentido la estrategia cumple con el objetivo de acelerar la penetración en lugares con escaza conectividad. IDC ha identificado 1,456 municipios en su mayoría localizados en entidades como Oaxaca, Chiapas, Guerrero, Veracruz, Michoacán, Tlaxcala, Zacatecas, Puebla y Nayarit, donde la penetración del internet está limitada por factores como geolocalización, número de habitantes y poder adquisitivo de los hogares.

En términos del mercado móvil, el número de suscripciones se mantuvo similar, tan solo añadiendo 163,000 líneas, mientras que losservicios de datos tuvieron un crecimiento de 2% en conexiones. Es por ello que los operadores móviles se preparan para competir en las futuras licitaciones de espectro para operar redes de próxima generación en HSPA y 4G LTE, y que en al menos en dos años se pueda cubrir el territorio nacional con 4G LTE, maximizando sus ingresos a través de este tipo de servicios.

Sobre la red compartida es necesario mencionar que ésta actuará como un consorcio que revenderá la capacidad para que otros jugadores de telecomunicaciones monten sus servicios, ello traerá una oportunidad muy relevante a jugadores pequeños y medianos que no cuentan con los recursos financieros para costear grandes inversiones. El consorcio privado administrará y financiará los despliegues tecnológicos 4G LTE sobre la banda 700 MHz con una inversión de 7 mil millones de dólares durante los próximos 10 años. Hasta ahora se han realizado pruebas de concepto y para octubre del 2015, se busca contar con la publicación de las bases del proyecto y así cumplir la meta constitucional de que esta red comience a operar antes de que concluya el 2018.

En el corto plazo el sector de las telecomunicaciones continuará incorporando jugadores ya conocidos al mercado de televisión restringida en modelos de IPTV, montando servicios Over The Top pero sobre todo, incrementará su participación en el mercado de banda ancha. Hacia el mediano plazo, estaremos observando a los operadores en la implementación de redes definidas por software (NFV & SDN), contando con una portafolio integral de servicios de Data Center para grandes empresas y PyMEs, en un esfuerzo por diversificar sus ingresos, incursionando en el mercado de Internet de las Cosas, para el cual IDC vislumbra una oportunidad de 3.4 mil millones de dólares, con un crecimiento acumulado para los tres siguientes años del 26% (2015-2018) en el cual el rol del operador no solo estaría limitado a brindar la conectividad, sino en la administración de los dispositivos, traduciendo valor a la información generada por éstos. En el largo plazo, las redes de los operadores habilitaran la Web 2.0, IPv6, conexiones M2M (Machine to Machine),Cloud Computing, wearables e Internet de las cosas.

El reto hoy de los operadores de telecomunicaciones es ser más ágiles, versátiles y capaces de competir en un ecosistema más híbrido y en continua evolución. Cabe mencionar que el dinámico mercado de los servicios de TI tendrá un crecimiento acumulado de 11% en los últimos 3 años (2012-2015) y con un valor estimado para el 2015 de 5.7 mil millones de dólares. “Con este fin, los operadores buscarán migrar a arquitecturas flexibles y horizontales en la que la piedra angular es la virtualización y las redes definidas por software. La transición hacia arquitecturas horizontales y la continua inversión en la red de los operadores es necesaria para que los operadores incrementen sus ingresos en un esquema de servicios bajo demanda.” Comentó Iván Maldonado, Analista de Telecomunicaciones en IDC México.

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor