HP gana: Oracle deberá seguir soportando la arquitectura Itanium

CloudDatacenter

Aunque ha lugar a apelaciones, el juez del caso Itanium ha ordenado a Oracle que continúe desarrollando software para los servidores de HP sin costes y mientras su otrora socio venda productos con dicho sistema.

Ha sido una de las batallas legales más espectaculares (y desagradables) de los últimos tiempos en materia tecnológica, y por fin ha concluido con un veredicto que sorprenderá a más de uno: Oracle, según ha resuelto la corte californiana de San José, debe seguir portando su software a los servidores Itanium fabricados por Hewlett Packard.

ItaniumY es que lo que se discutía era un acuerdo alcanzado en 2010 entre Oracle y HP que “reafirmaba” su asociación. Mientras HP aducía que este acuerdo equivalía a un contrato en toda regla y que por lo tanto obligaba a Oracle a mantener la producción del software ejecutado en sus servidores con arquitectura Intel Itanium; Oracle defendía que ese papel no era más que un comunicado de buenas sensaciones de cara a la prensa, en absoluto vinculante.

Ahora en su fallo el juez James Kleinberg se posiciona del lado de HP. El acuerdo de hace dos años es un contrato, ha dicho, y Oracle debe seguir soportando el hardware de su otrora socio sin cargo alguno y hasta que HP discontinúe sus productos.

El argumento de HP, y consecuente fallo del juez, “da la vuelta por completo al concepto de ‘asociaciones’ en Silicon Valley”, ha expresado Oracle en un comunicado. “Tenemos la intención de apelar el fallo de la Corte y seguir litigando nuestras reclamaciones acerca de que HP engañó tanto a sus socios como a los clientes”. El fallo del magistrado ha sido emitido como provisional, lo que significa que ambas compañías tienen un plazo de 15 días para mostrar su disconformidad si así lo desean, antes de que quede registrado en el expediente judicial.

Ideado mano a mano por HP e Intel a mediados de 1990, Itanium quería convertirse en el procesador estándar para los centros de datos. Sin embargo, sus ventas no fueron del todo exitosas: el producto era demasiado caro, no convencía en rendimiento y su evolución se vio empañada por demoras en la distribución. Aún así pudo convertirse en el chip favorito de HP y a día de hoy es utilizado por más de 100.000 clientes de Oracle, unos clientes que se han preguntado si podrán ejecutar nuevas versiones de software desde marzo 2011 cuando los de Redwood Shores cortaron relaciones por lo sano.

Durante el juicio también se ha demostrado que entre el 80% y el 90% de los usuarios de HP emplean sistemas basados en Itanium y software de Oracle, una cifra que podría afectar negativamente al negocio de la primera si se obliga a adoptar otra plataforma.

El próximo miércoles 22 de agosto, el juicio entrará en una segunda fase. Un jurado tiene que pronunciarse acerca de si Oracle incumplió su contrato, en qué medida su decisión de cesar el soporte ha sido perjudicial y cuánto dinero deberá pagar en materia de daños y perjuicios, tal y como informa Wired.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor